• Equipo La Galería M

Tendencias: Ahora nos sorprende la moda digital

Un motivo por el que algunos diseñadores israelíes son vanguardia es porque la industria de la moda en un país tan pequeño, con poco mercado, distante de las materias primas y de los centros de la moda, los hace necesariamente audaces e imaginativos para poder sobrevivir.


Y la moda digital tiene muchas ventajas: es extremadamente ecológica, teniendo en cuenta que la industria de la moda física es una de las más contaminantes del planeta, requiere poquísima inversión por parte de los creadores y sus usuarios solo van en aumento.


“La moda no es necesariamente algo práctico. No es solo la ropa que compras y te pones sobre el cuerpo, también es contenido y modo de expresión, y el mundo digital ofrece posibilidades que el mundo físico no”, dice Roei Derhi, uno de los diseñadores punteros israelíes. Derhi estudió en la prestigiosa escuela Shenkar israelí, diseña para la firma H&M en el mundo físico y en el digital lo hace desde su propia compañía Placebo Digital Fashion House (DFH).


Y esta moda digital va dirigida a ese público que consume ropa para una sola foto en Instagram. Así lo describe David (Dudi) Cohen, otro graduado de Shenkar, y diseñador de moda en alza.


“Podemos vivir fantasías en el mundo virtual, cómo nos vemos, cómo queremos vernos. A esas personas les importa más su imagen virtual que la física”, asegura el diseñador, cuya última colección, llamada Shchuna(pronunciado “shjuná” y que significa “barrio” en hebreo) es la mezcla perfecta entre moda europea y moda del barrio de Cohen, en la ciudad periférica de Bat Yam.


“Lo maravilloso de esta rama de la moda es que no importa la talla, ni qué edad tienes, no importa si eres un chico y quieres comprar un vestido, ya no importa. La moda digital está hecha para que le quede bien a todo el mundo sin importar su forma”, dice Dehri. Su última colección llamada Génesis es la manifestación de la filosofía de Dehri y su equipo, “outdoor glam” en el metaverso, y todo lo que ello supone y las preguntas que se nos plantean sobre ese nuevo mundo.


¿Pero qué es exactamente la moda digital?

Es en realidad un término que engloba varios conceptos, tanto ropa digital que se viste sobre personas reales, como modelado digital de ropa real, ropa digital para avatares en el mundo virtual, el metaverso que se nos viene encima, o diseños digitales para ser vendidos en el mercado de criptomonedas como NFTs, (non fungible token, que es un ítem digital personal).


Estos diseñadores digitales israelíes han aprendido las técnicas en el mundo de la moda físico, aprendiendo el movimiento de los materiales, las formas, colores, materiales y texturas. Y lo trasladan y modifican en el mundo digital.


A los que les parezca extraño pagar por ropa y accesorios virtuales es porque no conocen el mundo del gaming, en el que, ya hace años, los usuarios pagan dinero real por elementos que personalizan a sus imágenes pixeladas.


Y como todo esto va muy rápido, hay ya marcas de lujo como Gucci, Balenciaga y Ralph Lauren que comienzan a vender accesorios digitales.


Los compradores ven las prendas en línea, eligen, pagan y mandan una foto de sí mismos al diseñador, para recibir a cambio su foto con el traje virtual que pueden postear en sus medios sociales.


Posibilidades infinitas

Los creadores mezclan técnicas de construcción de moda tradicionales con las avanzadas posibilidades que ofrece el diseño en tres dimensiones, y surgen ropas y complementos oníricos e increíbles.


Otra empresa israelí de diseño, Future Positive, dirigida por los diseñadores Nir y Rotem Goeta, crea para alimentar la necesidad de auto expresión de sus compradores, una necesidad que es social y cultural, con el ojo puesto en la sostenibilidad. El lema de Future Positive es “la prenda más sostenible es la que no existe”.


Y las imágenes de gente real usando ropa digital en sus posts, en lugar de ropa que compran y tiran una vez fotografiada, podría ayudar a aplacar el fenómeno de derroche.

“Creemos que para cambiar la situación actual es necesaria una solución radical”, dice Rotem Goeta. “No es suficiente usar materiales más ecológicos o reciclar telas. Creemos que la moda digital es la mejor solución porque reducirá significativamente la contaminación que crean los procesos de producción”.


El mercado tradicional de ropa no se verá reemplazado por el digital, según estos diseñadores, sin embargo, seguramente se vea interrumpido e influenciado de algún modo.


Future Positive trabaja usando modelaje digital para ropa real, creando ropa digital para personas reales para usar en medios sociales y también están personalizando prendas digitales para los mundos de AR (realidad aumentada) y VR (realidad virtual) para el futuro cercano y haciendo una colección limitada para vender como NFT.


“El futuro de la moda digital es el metaverso”, dice Goeta, dice que la gente va a pasar mucho tiempo en ese nuevo universo virtual, en el que trabajarán, jugarán, conocerán gente, verán a su familia, comprarán productos, digitales y físicos, verán espectáculos ..., y, claro, querrán usar ropa digital que construya su identidad virtual. “Y disfrutar de las posibilidades ilimitadas de la moda digital”.

Para más información, pueden visitar la página web de Fuente Latina: www.fuentelatina.org