• Equipo La Galería M

Protectores solares: Restringen su uso en ciertas playas


La conciencia sobre el daño que el sol produce en nuestra piel y el uso de protección, ya están instaurados en la rutina de toda persona. Lamentablemente, muchos de estos productos están afectando la salud de la flora y fauna de los océanos, por lo que ya hay países que están restringiendo el uso de algunos solares antes de ingresar al mar.


Los químicos presentes en la fotoprotección no tienen la capacidad de adherirse a la piel, por lo que, al contacto con el agua, podemos ver cómo se genera un halo tornasol que acusa el desprendimiento del producto, el cual descenderá al fondo marino, impactando la salud y sobrevida de las especies que lo habitan.


Aunque el llamado siempre será a cuidarnos de los rayos UVA y UVB, las instituciones encargadas del bienestar ambiental piden concientizar sobre el uso de protección solar biodegradable, amigable con el medio ambiente, testada en fondo marino y que no afecte las algas, principales protectoras de los corales y animales marinos.


Algunos lugares como Tailandia, Hawai, Palaos, entre otros, ya se están haciendo cargo del problema ambiental en sus costas, prohibiendo el uso de ciertos productos. Las marcas cosméticas y de belleza, por su parte, ya han comenzado a reformular sus tradicionales preparaciones, incluso, algunas como Vichy, que acaba de lanzar una nueva protección solar “Eco-diseñada” desde el empaque hasta la fórmula.


Capital Soleil Leche Sola Eco-diseño FPS 50+ es un protector solar apto para rostro y cuerpo, testeado dermatológicamente en pieles sensibles. Su fórmula tiene un sistema de filtros orgánicos de amplio espectro, el cual proporciona una muy alta protección contra rayos UVA y UVB, además, está enriquecida con ácido hialurónico que brinda 24 horas de hidratación, y contiene agua volcánica de Vichy, que fortifica, regenera y equilibra el pH de la piel.


Este último lanzamiento fue probado en condiciones de vida marina y ha pasado con éxito esas pruebas, demostrando que no tiene un impacto negativo en la vida acuática, incluidos los corales. Además es biodegradable de acuerdo con el test OECD 301 o equivalente ISO. Consciente no sólo de la reformulación del producto, la marca también reinventó su envase, utilizando un tubo de cartón que reduce en un 45% el uso del plástico, versus un protector tradicional.


Estas iniciativas, lideradas por grandes laboratorios internacionales, apenas están llegando a nuestras costas, pero es de suma importancia la sensibilización temprana sobre una elección consciente de los productos cosméticos que consumimos y la huella que éstos dejarán en el planeta.


Conoce más sobre Eco-solar en www.vichy.cl.