• Equipo La Galería M

Her secret kiss: Fragancia inspirada en un beso


El beso es la unidad fundamental de la sensualidad. Un gesto que forma parte del lenguaje universal y que está grabado en el instinto. Los hay muy diferentes, pero su máxima expresión es el beso apasionado.


Un modo excepcional de transmitir y provocar las más intensas emociones. Una manera de desatar tus deseos más profundos y ocultos. Esos que laten dentro y que resulta imposible detener. Esos que, una vez han brotado, son imparables.


El poder de los labios


Nada eriza la piel y dispara los latidos del corazón como un beso. Una acción sencilla y, sin embargo, de las más poderosas que existen. El roce de la piel en su máxima expresión. El momento en que los deseos más ocultos afloran y, desatados de pasión, emprenden un camino tan imprevisible como excitante.



La esencia de la sensualidad


Como la secuencia de un beso, comienza con una fresca salida dominada por la brillantez de la bergamota y la jugosidad de la mora y la frambuesa. Ese inicio da paso a la sensualidad floral del lirio del valle, combinada con la delicadeza de la rosa y el especiado fervor de la pimienta rosa. Culmina en una explosión de sensualidad con la robustez de la madera, la cremosidad de la vainilla, la intensidad del pachuli y el recuerdo imborrable del almizcle.


El secreto de un beso


El rojo intenso como el color inequívoco de la sensualidad y la pasión. El corazón como la silueta que recuerda la agitación que produce el roce de los labios. En su centro, la llave que abre una puerta a lo desconocido, lo secreto, lo sensual y lo oculto. Un excitante viaje sin vuelta atrás.