• Equipo La Galería M

Espacios lindos y sin hongos



Una de las manchas más recurrentes y más odiadas que podemos encontrar en nuestro hogar es, sin duda, la de hongos. Y es que, además de dar un mal aspecto a las habitaciones, da la sensación de un espacio mal cuidado o hasta abandonado. Si este es tu caso, no te preocupes, junto a Rust-Oleum deshacerse de estos despreciados invitados es fácil, rápido y efectivo.


Dentro de sus distintas alternativas para mantenimiento del hogar, Zinsser ofrece un sistema de dos pasos para eliminar y prevenir la aparición de hongo y moho, ideal para áreas con alta humedad, donde el desarrollo de estos molestos visitantes es una preocupación constante.


¿Qué son los hongos?

Los hongos y el moho pueden ser un problema serio, causando manchas y olores persistentes, posibles daños estructurales y superficiales e incluso generando efectos adversos para la salud de personas. Es alimentado por materiales orgánicos, incluyendo la madera y la mayoría de las pinturas. Éste se propaga emitiendo esporas al aire.


Las condiciones de alta humedad, cambios frecuentes de temperatura, vapor condensado y una pobre circulación de aire, pueden promover la formación de hongo sobre las pinturas.


En dos simples pasos


Paso 1: consta de la aplicación de Mold Killing Primer, un recubrimiento protector fungicida base agua, que puede ser utilizado para cubrir y eliminar moho, musgo, hongos, bacterias causantes de mal olor y cualquier otro organismo fúngico. Este imprimante contiene un agente antimicrobiano que previene el crecimiento de moho y otros organismos fúngicos en la película de pintura, impidiendo su reaparición.


También es útil para cubrir manchas residuales causadas por microorganismos y hongos. Es de rápido secado, puede repintarse en 1 hora y es ideal para superficies no porosas interiores y exteriores.


Paso 2: aplicar Perma-White, un látex interior súper lavable que, gracias a su exclusiva fórmula con bajos porcentajes de compuestos orgánicos, garantiza por 5 años la prevención del hongo y el moho en la película de pintura. Su tiempo de secado es corto, pudiendo repintarse en 2 horas; y además es autoimprimante.


Perma-White simplifica la aplicación, disminuye los tiempos de pintado, aportando durabilidad y un acabado súper lavable en tres tipos de terminación: semi-mate (cáscara de huevo), satinado y semi-brillante.