top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Vacaciones: Muévete con tu auto a punto



El primer mes del verano ya se fue, pero las vacaciones continúan y el recambio de veraneantes no para. Más de un millón de autos salieron durante enero y febrero se estima que la cifra se mantenga o aumente; pero ojo: ¡no sin antes hacer una revisión exhaustiva de tu vehículo!


“Mantener una adecuada mantención de tu auto es vital a la hora de tener viajes y trayectos seguros. Acudir de forma oportuna a los servicios de post venta es sumamente importante, pero también lo es la revisión que cada conductor puede hacer en casa” aseguró Cristián Moscoso, Gerente Servicio Post Venta de Inchcape Retail.


Antes de salir a recorrer cualquier ruta o carretera, siempre es importante inspeccionar de manera correcta tu medio de transporte, con el fin de evitar posibles problemas a futuro.

1) Revisa tus neumáticos

Antes de salir no puedes olvidar chequear el estado de tus neumáticos, es clave asegurarse que tengan la presión indicada y que no cuenten con ninguna protuberancia o desperfecto visible. ¡No olvides hacer lo mismo con la rueda de repuesto!

2) Realiza un control de frenos, líquidos, limpiaparabrisas y plumillas

Sin importar el tipo de viaje, siempre hay que hacer un control general del auto. Esto incluye fijarse en el estado de los frenos (recuerda verificar las pastillas y los discos) y, también, en los niveles de líquidos (deben quedar entre el mínimo y máximo recomendado; lo más cercano al máximo posible).

A la vez es importante comprobar el estado del limpiaparabrisas y las plumillas, ya que uno nunca sabe cuando puede aparecer la lluvia.


3) Chequea los elementos de seguridad

Los artículos de seguridad son tan importantes como el auto en sí, por esa razón siempre debes mantenerlos en buenas condiciones.

Recuerda revisar que la carga de tu extintor de incendios esté completa, controlar el estado de todas las luces y llevar los triángulos que exige la ley. Además, ten listo un botiquín de primeros auxilios y no te olvides la gata en caso de que haya que cambiar alguna rueda.


4) El seguro de viaje

Hay ciertos accidentes que son inevitables y que lamentablemente no dependen de la preparación previa que uno pueda tener. Por suerte y para evitar malos ratos, siempre es recomendable viajar con un seguro personal y otro para el vehículo. ¡Esto de seguro te evitará malos ratos!


5) Prepárate a ti mismo

Si sabes que conducirás por largos tramos o de noche, lo ideal es que tomes ciertas precauciones previas. Vístete con ropa cómoda, lleva una botella de agua para mantenerte hidratado y algo de comida. Cuando llegue la noche abre un poco la ventana y pon buena música para mantenerte despierto.

Comments


bottom of page