top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Refrigera adecuadamente y reduce los desperdicios



Cuida tu bolsillo y al planeta utilizando de manera eficiente tu refrigerador y otros electrodomésticos que harán que no compres de más o botes alimentos que puedes mantener en buen estado por más tiempo.

Lo primero es ser consciente de lo que queremos comer en la semana para hacer la lista de compras. Luego, si es que no hay tiempo de cocinar todos los días, un buen consejo es cocinar un domingo y guardar en potes para cada uno de los días. Asegurando un menú balanceado, sin desperdicios de comida y controlando los procesados que sumamos a nuestra alimentación. A esta técnica se le llama batch cooking.

Si es que queremos cocinar y hacer más cantidad para congelar, mejor aún, hay alimentos como las legumbres que es mejor cocerlas y luego guardarlas en porciones, para que puedas agregar al menú semanal una ración de estas rápidamente.

Guardar los alimentos en bolsas o contenedores donde puedas sacar el aire, sellando al vacío, asegura que no perderás sabores y durará mucho más tiempo bien conservado.

Para descongelar, asegúrate de pasar los potes la noche anterior al refrigerador, así al otro día no te costará nada calentar y comer. Además, estarás descongelando de una manera más sustentable, sin un gasto adicional de electricidad.

Otros trucos que Rodrigo Cáceres, Supervisor Técnico de Bosch Chile aconseja:

Cambia la configuración que tiene por defecto: Si acabas de comprar el refrigerador, es necesario que gradúes el termostato de acuerdo a lo que indican las instrucciones del fabricante, considerando la época del año, la temperatura del ambiente, qué refrigerarás y por cuánto tiempo. Así, en primavera o en verano, debe ajustarse en un nivel de mayor frío.

Evita los extremos: Si bien es cierto que un refrigerador vacío requiere mayor energía para funcionar que uno con más alimentos, es importante considerar que tampoco debe llenarse demasiado ya que, para mantener la temperatura adecuada de estos, es necesario que el aire frío circule con facilidad en su interior.

Prepara el refrigerador para compras grandes: Durante el trayecto a la casa, y sobre todo en días calurosos, algunos alimentos pueden perder rápidamente su cadena de frío, por lo que es esencial devolverlos lo antes posible a un entorno adecuado. El sistema Active SuperCooling, de los refrigeradores de Bosch Serie 6 multi door, permite anticiparse y bajar su temperatura por un breve período para que, al llegar, tus compras se mantengan frescas, tal como en el supermercado. Y ni siquiera tienes que preocuparte de reajustar la función, porque vuelve a cambiar automáticamente después de unas 6 horas, evitando así un consumo de energía innecesario.


Guarda cada cosa en su lugar: Las carnes, pescados y otros congelados deben ir en el freezer, la parte más fría del refrigerador. Más abajo se pueden ubicar los lácteos, los huevos, y en la parte inferior las frutas y verduras, evitando siempre la contaminación cruzada entre los alimentos. Al abrir y cerrar la puerta se produce una mayor pérdida de frío, por lo que se aconseja mantener allí solo bebidas, agua o condimentos.


También es importante recordar que siempre hay que revisar el empaquetado de los productos que se guardarán en el refrigerador, para saber por cuánto tiempo pueden permanecer almacenados incluso a bajas temperaturas. Una vez abiertos, alimentos como la leche, la mantequilla u otros derivados de los lácteos, no deberían permanecer refrigerados por más de tres días, debido al potencial riesgo de crecimiento de bacterias.

Comments


bottom of page