• Equipo La Galería M

Playa de La Serena cuenta con pasarela retráctil para personas con discapacidad


Desde el 16 de noviembre la playa El Faro de La Serena se suma a las playas chilenas que cuentan con pasarelas retráctiles las que permiten a personas con diferentes discapacidades –y sus acompañantes– llegar con sus sillas y muletas hasta la orilla del mar. La iniciativa se inauguro con la primera actividad de surf adaptado que se realiza en esta zona lo que permitió mostrar en terreno el funcionamiento.

La iniciativa impulsada por WTW, startup de origen chileno que hace el mundo accesible –particularmente en la industria del turismo–, se enmarca dentro del proyecto “Hacer Chile Accesible”, el que junto con Royal Guard pretende generar experiencias de alto valor, que faciliten el acceso a una serie de actividades a las personas en situación de discapacidad (PeSD).

Fue gracias al apoyo de la Red Costarricense de Turismo Accesible, que Chile cuenta con esta pasarela y otras dos más a lo largo de su costa. La ONG internacional posee la propiedad intelectual del diseño y entregó los derechos a WTW para replicarlas en nuestro país. “Hemos trabajado con Wheel the World varios proyectos en Costa Rica, por eso cuando nos propusieron accesibilizar las playas chilenas, no lo pensamos dos veces; sabemos que ejecutan correctamente sus proyectos y tienen nuestros mismos objetivos”, afirma Stephenie Sheehy, cofundadora de Red Costarricense de Turismo Accesible y directora ejecutiva del proyecto “Playas Accesibles”.

Para materializar la idea en las playas nacionales WTW recurrió a Desafío Ambiente, empresa chilena que trabaja el plástico reciclado como materia prima para producir madera plástica.

Para ejecutar específicamente la implementación en La Serena fue fundamental el trabajo colaborativo donde participaron la Escuela de Surf Poisson, Breaking Boards, Fundación Olas Limpias, Adaptasurf Coquimbo y la I. Municipalidad de La Serena.

Turismo universal

Además, WTW junto a Chiletur y el patrocinio de Senadis, realizó un workshop de Turismo Accesible para operadores y emprendimientos turísticos, para así ofrecer la mejor experiencia posible en la playa de esta localidad, instancia donde se repasaron conceptos sobre accesibilidad universal, discapacidad e inclusión.


Desde agosto vienen desarrollando estos talleres formativos para capacitar a la industria del turismo en el tema de la inclusión y han inaugurado diversos puntos para practicar distintas disciplinas deportivas como esquí y surf adaptado. “Muchas de estas actividades son de mayor segmentación, por un tema de acceso económico, implementación técnica y movilidad, por lo que se alejan de las personas con discapacidad. Estamos convencidos que podemos derribar esas barreras y eliminar los límites”, asegura Isabel Aguirre, product manager de WTW y coordinadora del proyecto “Hacer Chile Accesible”.

En septiembre, Pichilemu fue el destino donde se implementó la primera pasarela retráctil –con una extensión de 30 metros– que permite el acceso universal permanente a esa playa. Lo mismo sucedió durante octubre en Matanzas, comuna de Navidad. Y esta semana fue el turno de La Serena. Lo que tiene un gran impacto para nuestro país, ya que en Chile la normativa impide construir infraestructuras fijas en lo que se denomina “área de riesgo”. Lo que obviamente ha restringido el acceso de personas con discapacidad física a la orilla del mar en forma autónoma.

La idea es continuar abriendo nuevos destinos como estos a lo largo del país; para participar de las actividades y talleres hay que inscribirse porque son con cupo limitado. Por eso si te interesa el tema o quieres vivir la experiencia, el mejor consejo que te podemos dar es que estés atento a la cuenta de Instagram @wheeltheworldcl, donde constantemente se está informando de los próximos pasos del proyecto “Hacer Chile Accesible”.


#TurismoAccesible #Reciclaje #PlasticoReciclado #PasarelasRetractiles