• Equipo La Galería M

Pandemia: Su efecto en la cama de las chilenas


La pandemia ha entrado en todos los espacios de nuestra vida y la cama no es la excepción. Para conocer más profundamente cómo ha afectado la sexualidad de las chilenas es que el Centro Miintimidad realizó una encuesta.


El estudio abarcó los intereses de 523 mujeres de entre 18 y 59 años en materia de deseo, el placer y la frecuencia sexual en las chilenas, siendo el 14,5% de las de entre 18 y 24 años, 46,1% entre 25 y 39 años y 36,1% entre 40 y 59 años.


Y los datos arrojaron que la pandemia se metió al dormitorio pero no como una aliada ya que el “63,9% de la muestra reveló que su frecuencia de encuentros sexuales ha disminuido durante la pandemia, el deseo sexual bajó, por su parte, en 33,8% y la capacidad de experimentar placer cayó en 35,9%”.


Pero eso no es todo, la encuesta sacó a la luz que un El 4.8% nunca había experimentado un orgasmo, de ellas el 60% tiene entre 25 y 39 años. Entre los factores que influyen en este panorama se considera a la tensión, el estrés y la incertidumbre laboral.


Cuando se trata de parejas estables que viven juntas y que corresponde al 52,6% de los casos, la presencia del Covid-19 y sus implicancias a nivel social influyó en que un 42,9% disminuyera su deseo, mientras que el placer sexual bajó 42,5% y la frecuencia de encuentros sexuales cayó 60%.


Y si se trata de aquellas mujeres que no conviven y que sí tienen pareja estable el deseo disminuyó 22,6%, el placer bajó 27,7% y la frecuencia de encuentros sexuales cayó 64,2%.


Los efectos de la pandemia también tocaron a aquellas que no tienen pareja. En este caso las cifras arrojan que el deseo disminuyó en 30,9%, la capacidad de experimentar placer bajó 45,2% y la posibilidad de tener encuentros sexuales fortuitos cayó 83,3%. Según señala el informe “de estos resultados podemos deducir que las mujeres que tienen una relación de pareja estable, que han estado encerradas bajo un mismo techo durante la pandemia, son el grupo más afectado en su calidad de vida sexual, teniendo un impacto negativo en la capacidad de experimentar placer sexual, en el deseo de intimar y en la frecuencia de los encuentros sexuales”.


Tal como explica Odette Freundlich, directora del Centro Miintimidad sobre las mujeres que no han experimentado jamás un orgasmo: “Todas las mujeres tienen la capacidad de hacerlo, por lo tanto, si no lo han logrado, es importante consultar con una profesional especializada para realizar un aprendizaje del auto placer”.


La profesional tiene una mirada esperanzadora y en este sentido agrega que “el lado positivo, eso sí, es que las parejas están aprendiendo a convivir sin grandes entretenciones, a comunicarse, a compartir roles, a tomar conciencia de las cosas verdaderamente importantes en la vida y a valorar pequeños grandes detalles que antes se daban por sentados”.


“Parejas #Sexo #Sexualidad #Encuesta #CentroMiintimidad #PandemiaySexo