• Equipo La Galería M

Otitis invernal: Lo que debemos saber para cuidarnos



El frío se siente en todo el cuerpo, pero sin duda una zona que no lo pasa bien con las bajas temperaturas es el oído.


Tal como explica Belén Reyes, Fonoaudióloga y Training Field GAES Chile, “es frecuente que en invierno la faringitis, la influenza o un simple resfriado vayan acompañados de rinitis e incluso de otitis”. Por eso para que los oídos no se resientan ni esto tenga efectos en nuestra audición la profesional entrega algunas sugerencias para su cuidado:

  • Los factores recurrentes que pueden causar otitis son las bajas temperaturas o el ingreso de agua en el oído, aunque también la mala alimentación, una lactancia artificial y la exposición al humo del tabaco en los grupos de riesgo, como niños y adultos.

  • Se deben evitar los cambios bruscos de temperatura, abrigándose adecuadamente al salir a la calle. Utilizar bufandas y tapar siempre las vías aéreas (nariz y boca) al exponerse a bajas temperaturas, para evitar el ingreso de gérmenes, que aumentan en esta época del año (las orejeras y gorros solo sirven para proteger del frío).

  • Mantener la higiene de los oídos y secar adecuadamente el pabellón auditivo, con una toalla o gasa estéril. En ningún caso usar cotonitos u otros objetos que podrían dañar el oído.

  • Lavarse las manos con frecuencia, en especial si se ha tenido contacto con personas con alguna enfermedad respiratoria.

  • Se debe ventilar la casa, especialmente las habitaciones donde pasamos más horas, como los dormitorios, para mantener una buena calidad del aire y así evitar la proliferación de gérmenes.

  • Evitar el tabaco o la exposición al humo del tabaco, porque favorece la inflamación de la mucosa del aparato respiratorio y auditivo, especialmente en los grupos de riesgo; niños y adultos mayores.

  • Elegir una dieta que ayude a fortalecer las defensas y el sistema inmunológico, incluyendo alimentos ricos en vitaminas A, B, C, E omega 3 y potasio, que se encuentran en alimentos como frutas, verduras, cereales, legumbres, huevo, lácteos, carnes, entre otros. Los cuales tienen efectos muy positivos sobre la salud auditiva.

  • Los principales síntomas de la otitis media son dolor de oído, fiebre, así también, llanto e irritación en niños. Además, de secreción por el oído, problemas para dormir y pérdida de apetito.

  • Durante la infección de oído, en algunas personas puede haber una disminución auditiva importante, sin embargo, si la infección se trata y desaparece, en la mayoría de los casos, la audición vuelve a la normalidad.


#Salud #SaludAuditiva #Oidos #Audicion #Fonoaudiologo #Otitis #OtitisInvernal #GAES