• Equipo La Galería M

Maniobra de Heimlich: El salvavidas contra los atragantamientos



Comer es una actividad que realizamos a diario y a la que muchas veces le damos una connotación social o incluso romántica, pero todo lo agradable de la experiencia puede verse empañada cuando ocurre un atragantamiento. Para enfrentar de mejor forma este tipo de situaciones es que es fundamental conocer la maniobra de Heimlich, la que de aplicar dentro de los cuatro minutos posteriores a la situación puede evitar la asfixia.

Un atragantamiento ocurre cuando al comer se obstruye la vía aérea impidiendo el paso del aire. En este sentido el dentista y cirujano maxilofacial Cristián Venables explicó que es fundamental masticar bien los alimentos, sobre todo los más duros, en especial si se trata de carne. Un dato que destaca es que las personas enfermas tienen más posibilidades de vivir una situación de este tipo y es por eso que considera apropiado que coman acompañados.

La efectividad de la maniobra de Heimlich en casos de obstrucción por alimentos u objetos es alta y para practicarla recomienda realizar compresiones abdominales. Cuando se trata de niños y compresiones torácicas y palmadas en espalda para los lactantes.

Para practicarla de la forma correcta ten en cuenta que en el caso de que el afectado sea un adulto o un niño:


1.- Ubícate detrás de la persona y abrázala con una de tus manos empuñadas.

2.- Busca la zona justo en medio de las costillas y cubre tu mano empuñada con la otra mano.

3.- Haz presión hacia adentro y hacia arriba con fuerza varias veces, hasta que el elemento sea expulsado.

4.- En el caso de niños mayores de un año, el movimiento debe ser el mismo pero con un poco menos de fuerza para evitar daños en las costillas.

Si se trata de menores de un año considerar que la maniobra es distinta, pues implica compresiones torácicas y palmadas en el tórax.

– Primero debe tomar al lactante y arrodillarse o sentarse.

– Sujételo boca abajo con la cabeza levemente bajo el tórax apoyado sobre su antebrazo. La cabeza la sostiene con la mano tomándola por la mandíbula.

– Dé 5 palmadas en la espalda con fuerza. Las palmadas se realizan al centro de la espalda entre los omóplatos.

– Luego debe dar vuelta al lactante en un solo movimiento, afirmando la cabeza con una sola mano mientras que con la otra otorgará 5 compresiones entre los pezones del pequeño. Las compresiones son con dos dedos, como lo muestra la imagen y con una frecuencia de 1 por segundo aproximadamente.

-Repetir hasta que el objeto salga.


#Comer #Salud #Heimlich #ManiobraDeHeimlich #Dentista