top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Magnesio: El aliado vital para enfrentar el cambio de hora



El largo mes de marzo comienza a llegar a su fin e inevitablemente el cansancio empieza apoderarse de nuestro cuerpo. Muchos bromean con que necesitan tomarse nuevamente unos días libres, pero pocos saben que el insomnio, la tensión muscular y el cansancio que experimentan podrían ser señales de una deficiencia de magnesio.

Un tema no menor cuando tenemos ad portas un nuevo cambio de hora, ya que el próximo sábado 1 de abril se inicia el “horario de invierno” que tiene varios efectos en el organismo. “El cambio de horario produce alteraciones tanto neurobioquímicas como neuropsicológicas y todos debemos responder, en forma diferente, a esta situación”, ha afirmado el doctor Patricio Mardones, presidente de la Red Nacional de Salud. El médico del Ministerio de Salud (MINSAL), cartera que por estos días ha recomendado terminar con los cambios de hora, agrega que “se ha evidenciado que esta modificación horaria produce ansiedad, estrés, fatiga e insomnio en aproximadamente un 4,87 por ciento de las personas”.

Por lo mismo, tratar la insuficiencia de magnesio podría ser una receta eficaz al momento de enfrentar este nuevo cambio de hora, que es sabido trae consecuencias biológicas, afectando especialmente el buen dormir.

Bendito magnesio

Este micronutriente es esencial para realizar numerosos procesos químicos en el cuerpo, por ejemplo, es clave en la producción de hormonas, regulación del sistema inmune, metabolismo, pérdida de grasa corporal, crecimiento muscular, estado de ánimo y regulación del sueño, entre otras muchas funciones.

“La mala calidad de lo que comemos no nos permite obtener la dosis diaria recomendada de magnesio. Hemos dejado de comer frutos secos, semillas, verduras, legumbres y cereales integrales, que son las principales fuentes de magnesio y se ha hecho necesario suplementar”, comenta Pedro Grez, creador del Método Grez y cofundador de BVITAL LIFE, la primera línea de suplementos chilenos de “etiquetas limpias” (sin excipientes). Y las cifras avalan lo que dice: diversos estudios han determinado que, en los países desarrollados, entre el 10 y 30% de la población tiene un déficit de magnesio.

Señales de alerta

Cuando los niveles de magnesio en la sangre están entre los 1,82 y los 2,30 mg/dL es normal, pero un examen de laboratorio no refleja cuánto de este micronutriente se almacena en las células y los síntomas solo se evidencian cuando se tiene una clara deficiencia. Algunos síntomas que deberían ponernos en alerta son:

- Insomnio

- Ansiedad (por falta de sueño)

- Migraña (dolores de cabeza)

- Presión alta

- Cálculos renales

- Fatiga crónica

- Hipotiroidismo

Ayuda externa

Para prevenir cualquier afección se debe asegurar la ingesta mínima diaria de 300 mg (ideal 400 a 500 mg) de magnesio total por medio de la alimentación. El inconveniente es que hoy las frutas y verduras contienen menos magnesio que hace 50 años y al procesar los alimentos se elimina el 80% de este mineral. Para obtener el magnesio necesario, se requiere planificar las comidas y disciplina. Resulta más simple recurrir a una ayuda externa, sobre todo en ciertos grupos como los adultos mayores y aquellos que padecen algún trastorno en su salud.

“En general las personas toman una cápsula de 300 mg de magnesio citrato que aporta solo 45 mg de magnesio total, convencidas de que se están nutriendo, pero no se percatan que solo están ingiriendo un 15% de la dosis mínima recomendada diaria, que tampoco es la óptima”, advierte Grez.

Asimismo, agrega que para que el magnesio sea biodisponible y el cuerpo lo absorba, necesita estar "quelado" (unido) a una molécula orgánica. Y en la mayoría de los suplementos que se encuentran en el comercio, el óxido de magnesio y el cloruro de magnesio no están quelados, por lo tanto, su biodisponibilidad es mínima. En BVITAL LIFE tomaron en cuenta esta característica para crear MAGZI-VITAL, una formulación de 800 mg de magnesio citrato más zinc que busca mejorar la calidad de sueño, ya que ambos elementos estimulan la producción de melatonina: la hormona del sueño. “Dormir bien tiene impacto positivo en la disminución de la ansiedad por falta de sueño y en eliminar la fatiga mental, por lo que tu capacidad cognitiva y energía aumentan”, afirma Grez.

Si bien los suplementos de magnesio son seguros en las dosis sugeridas, es importante tomar solo la cantidad recomendada y complementar su consumo con un estilo de vida saludable, que incorpore ejercicio, un descanso adecuado y una dieta equilibrada.

Commentaires


bottom of page