top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Las mujeres en el área de la salud


Hoy la medicina todavía enfrenta algunos problemas de acceso para las mujeres. Pese a que el índice de ingreso a esta carrera ha aumentado en beneficio de ellas durante los últimos años, lo cierto es que todavía es difícil para las mujeres ocupar puestos jerárquicos.

Gracias a los esfuerzos que se han hecho desde diferentes ámbitos para fomentar la participación de mujeres en sectores ocupados tradicionalmente por hombres, como la medicina, este año hemos visto cambios importantes. Desde la educación, hasta la ocupación de cargos públicos, hoy podemos apreciar que esta restructuración ha tenido resultados positivos. Es por esto, que hablamos con la doctora Andrea Hasbún, médica cirujana y directora de la Sociedad chilena de cirugía plástica, para conversar al respecto.


Educación más inclusiva

Uno de los cambios más positivos que hemos visto en términos educativos, es que este 2023 el índice de matrícula de mujeres en educación superior marcó su mayor nivel desde 2009, donde incluso algunas casas de estudio doblaron el porcentaje de mujeres aceptadas en comparación al 2022. Si bien en la carrera de Medicina las diferencias no son muy grandes, algunas universidades reportaron matriculas mayoritariamente femeninas, mostrando que el llamado a generar interés en las mujeres en ciencia sí tuvo efecto.


Trabajo pendiente

La doctora Andrea Hasbún, nos cuenta que, dentro de esta organización, solo el 14% de los miembros son mujeres. “Si bien siempre estamos motivándolas a integrarse y participar de manera activa, los números aún son muy bajos”. Para la profesional, es fundamental seguir insistiendo en estos temas pues existen una gran cantidad de beneficios cuando se fomenta la paridad y la conformación de equipos diversos.


La experta explica que “en un mundo laboral con más mujeres mejora el trabajo en equipo, así como la toma de decisiones; es por eso que se han impulsado todas las medidas para componer grupos de trabajo mixtos. De acuerdo a varios estudios esto mejora resultados económicos, la innovación, la transformación digital y el manejo de riesgo, así como mayor aprobación de la comunidad, entre otros beneficios”


¿Cómo fomentar la participación de mujeres?

Para la doctora Hasbún la respuesta es clara: se deben mejorar las condiciones sociales y económicas que le permitan a las mujeres integrarse mejor a la educación y la fuerza de trabajo. “Algunas medidas incluyen facilitar el cuidado de los hijos o familiares mayores dependientes, que con frecuencia recae solo en la mujer; generar los medios para que se rompa el llamado “techo de cristal”, actualizar leyes para disminuir y penalizar el acoso, para que las mujeres se desenvuelvan con mayor seguridad, entre muchas otras cosas”. Hay mucho trabajo por hacer, pero las cosas están cambiando y hoy existen grandes oportunidades para nosotras.



Commenti


bottom of page