• Equipo La Galería M

Ideas para cuidar agua y electricidad


Hace un par de semanas se conmemoró el “Día del Agua” y la “Hora del Planeta”, ambas instancias generadas con el fin de crear conciencia social sobre la situación actual en la que se encuentran el planeta y sus recursos naturales. Estas fechas especiales tienen como foco también orientar sobre el uso adecuado y correcto aprovechamiento del agua, gas y luz, recursos escasos a nivel mundial. Existen numerosas formas de ahorrar luz y agua al momento de utilizar la lavadora o refrigerador en casa, incluyendo sus configuraciones y modos especiales dedicados a reducir el consumo. Simples acciones como desconectar enchufes cuando no se están utilizando los aparatos son un aporte al ecosistema, alivianando a su vez los costos fijos en el hogar. “Cuando hablamos del desaprovechamiento de recursos naturales los cambios más simples son el primer gran paso en el llamado a la acción. De esta forma, se da comienzo a la utilización más productiva, responsable y a conciencia tanto de la luz como del agua y se genera un aporte en el mejoramiento del planeta de forma integral para luchar por revertir las consecuencias de las malas prácticas que se han estado llevando hasta ahora”, explica Jeanette Rodríguez, Brand Marketing Manager de Línea Blanca de LG Electronics. A continuación, la especialista detalla importantes recomendaciones para mejorar la eficiencia de cada lavado, evitar el consumo silencioso y calefaccionar el hogar de forma consciente. Lavado de prendas

  1. Utiliza productos de pre-lavado para que, al momento de elegir el formato para lavar, primen los ciclos cortos o modo ECO y así las manchas más profundas no resulten problemáticas.

  2. Llena el tambor a su máxima capacidad sugerida para que el proceso de lavado no conlleve más de una carga.

  3. Elige programas de agua fría en tus lavados, esto disminuye en gran medida el consumo de este recurso, así como también de gas y energía.

Ahorro energético

  1. Evita el consumo silencioso de productos electrónicos que no se están utilizando. El sólo hecho que algún aparato se encuentre enchufado sin estar siendo utilizado puede elevar en un 10% los costos de luz.

  2. Es importante reemplazar esporádicamente las ampolletas de la casa, se recomienda elegir nuevas tecnologías que utilicen LED o sean de bajo consumo. Esto puede traducirse en un consumo de energía de 70% a 80% menor con respecto a las ampolletas incandescentes tradicionales.

  3. Es normal que al calefaccionar, ventilar o purificar un espacio éste se encuentre sin aislar, esto significa que las ventanas o puertas se encuentran abiertas, creando pasos y flujos innecesarios que entorpecen la labor de los productos inteligentes, pudiendo incluso no lograr el objetivo deseado y prolongar su uso más allá de la cuenta.

Si bien el uso de tecnología contribuye a que la sociedad se encuentre más conectada, ésta no necesariamente va de la mano con un sabio uso y aprovechamiento tanto energético como hídrico, debido a esto es que las buenas prácticas en cuanto al uso de productos tecnológicos y sus hábitos de consumo pueden ayudar enormemente al medioambiente de manera sencilla y práctica.