• Equipo La Galería M

Ferrari presenta su híbrido enchufable



Con la llegada de la 296 GTB, Ferrari llega a revolucionar Maranello. Introduciendo por primera vez un motor V6 turbo de 120° de 663 CV, que se une a los galardonados motores de 8 y 12 cilindros, acoplado a un motor eléctrico capaz de entregar 167 CV adicionales. Este es el primer automóvil de 6 cilindros en la historia del Cavallino Rampante para un modelo de carretera. Sus 830 CV en conjunto brindan un rendimiento incomparable, desplegando un sonido innovador, emocionante y

único.


El nombre del modelo busca destacar la importancia que tiene el nuevo motor V6, acompañado de la cilindrada de este (2.992 CC), seguido de las iniciales GTB (Gran Turismo Berlinetta). El motor, el verdadero corazón palpitante de la 296 GTB y precursor de toda una nueva era que, sin embargo, hunde sus raíces en los incomparables más de setenta años de experiencia que Ferrari atesora en el mundo de la competición.


MOTOR

Por primera vez en un modelo Ferrari de serie, la arquitectura de la 296 GTB presenta un motor turbo de 6 cilindros dispuesto en un ángulo de 120°, acoplado a un motor eléctrico plug-in. El V6 del 296 GTB ha sido diseñado y desarrollado desde cero por los ingenieros de Maranello, y sitúa los turbocompresores en el interior de la 'V', lo que se traduce en importantes beneficios en cuanto a su compacidad, su menor centro de gravedad y su reducción de masa, todo ello redundando en altísimos niveles de potencia. De hecho, el nuevo Ferrari V6 marca un récord absoluto en un automóvil de serie en términos de potencia específica con sus 221 CV/L.


La integración con el motor eléctrico en la parte trasera incrementa la potencia máxima de la 296 GTB hasta los 830 CV, lo que lo coloca en la parte superior de la categoría de sedanes deportivos de tracción trasera. Esto no solo redunda en una mayor usabilidad del automóvil en su conducción diaria, permitiéndole circular durante 25 km en modo totalmente eléctrico, sino que además, garantiza la máxima diversión al volante, gracias a la inmediata y constante respuesta del pedal al acelerar.


MOTOR A COMBUSTIÓN

La arquitectura del motor es altamente beneficiosa en términos de combustión, integración de los colectores de admisión y soportes del motor en los paneles laterales de admisión de la culata. El motor es más compacto y ligero, dada la eliminación de pulmones y soportes externos, y la dinámica de fluidos se beneficia de la reducción de volúmenes aumentando su eficiencia de succión.


La arquitectura de 120°, más desbalanceada horizontalmente que una 'V' de 90 °, permite instalar los turbos en una posición central, reduciendo significativamente el volumen y recorrido del aire, maximizando así ́ la permeabilidad y eficiencia de los conductos de las líneas de succión y descarga.


La 296 GTB cuenta con un grupo de caja de cambios de distribución totalmente nuevo, al mismo tiempo que un rediseño completo de los turbocompresores, logrando aumentar su velocidad de rotación y por consiguiente un mayor rendimiento y eficiencia. El pulmón de admisión en los motores Ferrari suele estar en el centro de la 'V'. Sin embargo, el nuevo V6 cambia de paradigma. Sus colectores están situados en el lateral del cabezal y están delimitados por una tapa que soporta el cuerpo del acelerador. El material termoplástico ligero del que están hechos, contiene el peso del motor.


Esta solución mejora el rendimiento gracias al acortamiento de los conductos y al efecto detuning de la dinámica de fluidos, además de reducir el time to boost (tiempo de empuje) debido al menor volumen de la línea de alta presión. La nueva arquitectura comportó el desarrollo de una línea de escape más lineal, colocada en la parte superior del compartimento del motor. La forma del escape aumenta la permeabilidad de los gases de salida y hace una contribución significativa al rendimiento.


Los colectores de escape y el catalizador están hechos de Inconel®, una aleación de acero al níquel que aligera el escape y lo hace más resistente a altas temperaturas. El nuevo motor V6 tiene un sonido innovador y único, ya que combina armoniosamente dos características que suelen estar en contraste, como son la intensidad del turbo y la armonía de las notas de alta frecuencia del V12 atmosférico. El timbre del sonido interno presenta los órdenes de motor "puros" del V12 desde las bajas revoluciones, que dan agudos de alta frecuencia. El sonido de este Ferrari acompaña la actuación del coche con una implicación sin precedentes, escribiendo un nuevo capítulo en la historia de las berlinettas de Maranello.