top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Electromovilidad: La esperanza del transporte urbano


Según la Agencia Internacional de Energía, las emisiones de dióxido de carbono a nivel global aumentaron un 6% en 2021, lo que se traduce en un impacto directo en la calidad de vida de las personas. En este contexto, en octubre pasado se aprobó en nuestro país la Ley de Almacenamiento de Energía Eléctrica y electromovilidad, que propone incentivos para la compra de vehículos eléctricos, como Permisos de Circulación de menor valor, entre otros. Los autos eléctricos e híbridos estarán exentos por dos años de este pago, y luego durante seis años tendrán rebajas que van del 75% al 25%.

En el ámbito de las flotas de trasporte hay empresas que han comenzado una apuesta ascendente para aumentar el número de vehículos con energías limpias. Es el caso de Delpa Group, que en los últimos 3 años ha puesto el foco en la carbono neutralidad. “Desde el Gobierno se pusieron metas bien ambiciosas, y la idea es ir incorporando a toda la cadena logística”, señala Fernando Sánchez, Gerente de Operaciones de la empresa, y agrega que en el último tiempo se ha facilitado la posibilidad de comprar este tipo de vehículos. “Esta primera partida nos está dando la posibilidad de conocer los beneficios que tiene la electromovilidad, pero el principal punto es dejar el diésel y migrar a las energías limpias”.

“Acá es cuando la electromovilidad juega un rol relevante. En un país como Chile, en que el 95% de los productos se transportan por carretera, y con una industria que emite el 20% del C02, reducir estas emisiones gracias a la energía eléctrica tendrá impactos positivos tanto en la salud, menos enfermedades respiratorias, como en el medioambiente. Además, los consumidores ya no sólo quieren que los productos lleguen a destino, sino que lo hagan de manera sustentable y responsable con el entorno”, destaca Mario Yáñez, Gerente General de GPS Chile.

En un estudio realizado por el Centro de Energía de la Universidad de Chile, GPS Chile - empresa con más de 20 años de experiencia, entregando información estratégica a través de la integración de soluciones IoT, para hacer más eficiente y segura la cadena de suministros- colaboró con información comparativa de monitoreo de eficiencia de vehículos eléctricos versus a combustión. En éste se obtuvo como resultado que la energía eléctrica es de 3 a 4 veces más eficiente que el auto convencional, lo que reafirma que la electromovilidad no es sólo una moda, sino un sistema que aporta también en la eficiencia de las compañías.

En el caso de Delpa Group, la apuesta es ambiciosa. “Pensamos en devolverle la mano al medioambiente, crear consciencia e ir informando a los clientes que estamos incorporando en nuestra flota este tipo de tecnología. El objetivo es contar sólo con vehículos eléctricos para el transporte de última milla el 2030”, señala Sánchez.

Es importante considerar, además, que los llamados combustibles fósiles, como el petróleo, podrían acabarse en los próximos 20 años, por lo que como país estamos en el mejor momento para elegir el camino de la electromovilidad, y seguir avanzando en superar los desafíos.

Por último ¿cómo podemos hacer para que todo el rubro pueda implementar estos avances, tanto los grandes transportistas como los más pequeños? “Como país somos afortunados, contamos con una amplia diversidad de energías renovables, somos el país con mayor radiación solar, capacidad eólica lo que nos permitiría ser líderes en la generación de hidrógeno verde, tenemos litio y, además, estamos innovando en materia de movilidad eléctrica. Creo que unido al trabajo mancomunado entre gobierno, sector público y la academia, podremos llegar a las metas propuestas” concluye Mario Yáñez.

Commentaires


bottom of page