• Equipo La Galería M

El impacto positivo detrás de una taza de café


Hace 30 años, Nespresso inició su compromiso con la sostenibilidad cuando lanzó su primer programa de reciclaje de cápsulas en Suiza. Desde entonces, la preocupación por el medio ambiente y el crear un impacto positivo para todos quienes participan en su cadena de valor: caficultores, consumidores y sociedad en general ha sido una prioridad.


A lo largo de su historia, la marca ha apostado globalmente por diversas iniciativas que dejen una huella positiva en el entorno, tales como el programa AAA Sustainable Quality™, desarrollado en 2003 en colaboración con la ONG Rainforest Alliance. Este programa cuyos tres pilares son: calidad, sostenibilidad (social y medio ambiental) y productividad, le permite a Nespresso abastecerse de granos de café de la más alta calidad de manera sustentable en el tiempo, y a su vez mejorar la calidad de vida de más de 120.000 caficultores y sus familias en 15 países. Con este programa, la marca ofrece a los caficultores asistencia técnica gratuita a través de sus más de 400 agrónomos y se pagan precios más altos para asegurar la más alta calidad, pero preservando el medio ambiente. Hoy Nespresso obtiene más del 93% de su café a través de esta alianza.


El año 2014 lanzaron su actual estrategia de sustentabilidad, “The positive cup” que se basa en crear valor compartido. Ésta se focaliza en mejorar la sustentabilidad en tres pilares: café, aluminio y clima. Desde su inicio, Nespresso ha invertido 585 millones de francos suizos para darle vida a esta estrategia.


Adicionalmente, mediante su programa Reviving Origins, lanzado en 2019, la marca busca reactivar la producción de café en zonas en que se ha visto amenazada por diversos conflictos, políticos, sociales, económicos, entre otros.


Por otro lado, las cápsulas Nespresso son hechas con aluminio, ya que es el mejor material para proteger la frescura y calidad del café, además de ser infinitamente reciclable. En mayo del 2020, como parte de su plan de desarrollo de negocio circular, la marca lanzó sus primeras cápsulas fabricadas con 80% de aluminio reciclado y esperan que todas lo sean para el 2022.


Finalmente, en abril de 2022 la marca anunció su reciente certificación global como Empresa B, uniéndose a un movimiento internacional de más de 5.000 empresas con propósito que cumplen con altos estándares de responsabilidad social, ambiental y transparencia.


Guillaume Le Cunff, CEO de Nespresso menciona: "La certificación como Empresa B refleja el compromiso de Nespresso de 30 años con la sostenibilidad, la transparencia y los negocios responsables. Estamos inmensamente orgullosos de unirnos a una comunidad de mentes afines que comparten nuestra creencia de que las ganancias y el propósito van de la mano. Esta certificación trae valor para nuestros consumidores y afirma a los fanáticos de Nespresso que su marca de café favorita está haciendo negocios de la manera correcta”.


Reciclaje local

En Chile, también se han instaurado iniciativas y alianzas estratégicas alineadas con este propósito, invitando a los consumidores a formar parte activa del programa de reciclaje de cápsulas Nespresso.


En esa línea, la marca recolecta sus cápsulas ya utilizadas y Armony, empresa especializada en el transporte y tratamiento de residuos orgánicos, se encarga de llevarlas a su planta de compostaje, donde las trituran y separan el aluminio del café, para transformar este último en compost que tendrá diversos usos. El aluminio, por su parte, permite dar vida a nuevos objetos.


En Santiago, Nespresso ha dispuesto de cuatro puntos de recolección de cápsulas, ubicados en sus boutiques en Mall Costanera Center; Mall Alto Las Condes; Falabella Mall Parque Arauco y Pop Up en Mall Portal La Dehesa y actualmente acaba de abrir dos corners en Paris y Ripley de Mall Marina Arauco en la V región, que reciben cápsulas Nespresso utilizadas. Por otro lado, y con el objetivo de hacer más sencillo y accesible el reciclaje a más consumidores, en enero de 2021 implementó el servicio reciclaje en casa en la Región Metropolitana el que este año extendió a la V, VI, VII y VIII región. Este servicio permite a los consumidores solicitar el retiro de sus cápsulas usadas al momento de entrega de un pedido que hayan realizado de manera online.