• Equipo La Galería M

Cuida tu pelo con el producto adecuado



El pelo habla por nosotros, puede revelar si estamos estresados, cansados o incluso enfermos o si usamos productos inadecuados.


Para comenzar un buen cuidado lo primero es reconocer qué tipo de cabello tienes según sus características.


Marcas como The Body Shop cuentan con una gran variedad de líneas para seleccionar los productos más adecuados para su correcto cuidado.


Cabello normal: es aquel que se encuentra equilibrado, es decir, no es demasiado seco ni graso, se ve sano, ordenado y brilla por sí solo. El color del cuero cabelludo es rosado. Este tipo de cabello no requiere mayores cuidados, solo lo básico. Los productos que entrega una mayor hidratación para este tipo de cabellos son el Shampoo y Acondicionador Nutritivo de Banana que nutre en profundidad dejando tu pelo más suave y brillante, fortaleciéndolo de la raíz hasta las puntas.


Cabello seco: se ve opaco y con poco movimiento, carece de lípidos e hidratación propia al producir menos sebo, suele enredarse fácilmente, y además es quebradizo. El color del cuero cabelludo es opaco o grisáceo. El aspecto seco se puede producir tanto por genética, como por factores externos como maltrato con exceso de calor (secadores y planchas), tratamientos químicos agresivos como tintes y decoloraciones, entre otros. Para este tipo de cabello, recomendamos el Shampoo y Acondicionador Shea enriquecido con manteca de karité que te ayudará a reparar las fibras del cabello dañado y seco. Su fórmula suave, limpia el cabello sin deshidratarlo, entregando un aspecto brillante y saludable. Para complementar su cuidado, se sugiere utilizar la Mascarilla Reparadora Shea, una vez por semana.


Cabello graso: se caracteriza por tener una mayor producción de sebo que lo hace tener una apariencia aceitosa. El color del cuero cabelludo es amarillento. Para combatir el cabello graso, se recomienda lavar el pelo idealmente cada tres días. Para este tipo de cabello, sugerimos aplicar el Shampoo y Acondicionador Purificante Fuji Green Tea, que limpia y elimina las impurezas, dejando una sensación de frescura en el cabello. En cuanto al acondicionador, lo ideal es utilizar uno no muy cremoso, y aplicarlo en poca cantidad solo en las puntas.


Cabello mixto: este tipo de cabello suele tener raíces grasas y puntas secas. Es algo que se da mucho, especialmente en pelos largos grasos que se lavan demasiado y que por eso no se alcanza a hidratar hasta la punta con el sebo que emanan las glándulas sebáceas. Para este tipo de cabello, la recomendación es la el Shampoo y Acondicionador Ginger formulado en base a jengibre. Esta maravillosa raíz estimula el flujo sanguíneo del cuero cabelludo, favoreciendo su circulación y la formación de nuevos folículos. Resulta ser muy eficaz contra la caída del pelo y la caspa.


Disponible en Cornershop, Falabella.com y en www.thebodyshop.cl


#PeloSano #Cabello #LineaCapilar #SaludCapilar