top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

¡Correr no basta! Considera los beneficios de los ejercicios de fuerza


Si eres un entusiasta deportista, presta mucha atención a este consejo de Samantha Clayton -vicepresidenta de Rendimiento Deportivo y Educación Física Mundial en Herbalife- sobre la importancia de incluir regularmente ejercicios de fuerza en tus entrenamientos.


Si bien la mayoría de las personas solo se concentran en el cardio, también conocido como ejercicio aeróbico, el entrenamiento de fuerza es importante para la salud cotidiana. “No se trata solo de verse bien o mejorar el rendimiento deportivo. A medida que envejecemos, naturalmente comenzamos a perder masa muscular y nuestra densidad ósea comienza a disminuir” y es aquí donde este tipo de ejercicios adquiere especial relevancia, afirma Clayton.


La profesional explica que el entrenamiento de fuerza crea microdesgarros en los músculos, que se reparan y los vuelven más fuertes. Es un proceso similar en los huesos, que se fortifican con calcio a medida que se reconstruyen después de ser evaluados con resistencia.


Los beneficios del entrenamiento de fuerza son:


1. Capacidad mejorada para efectuar las actividades diarias.

Cuanto más fuertes sean tus músculos, más fácil será sacar las bolsas del supermercado del automóvil, cargar a tus hijos en brazos o sacar un paquete de la repisa superior de tu closet.


2. Mejor equilibrio y estabilidad.

Cuando tus músculos son fuertes y resistentes, te resultará más fácil mantenerte equilibrado cuando estés en movimiento. Cuanto más estable seas, más seguro estarás a lo largo de tu día o mientras estés practicando deportes.


3. Aumento de las calorías quemadas.

El entrenamiento de fuerza aumenta la tasa metabólica del cuerpo, haciendo que quemes más calorías a lo largo del día. Esto ayuda significativamente con la pérdida de peso a largo plazo y ayuda a mantener una composición corporal óptima.


“Tu rutina de ejercicios debe incluir entrenamiento de fuerza, usa accesorios como pesas, bandas de resistencia, pesas rusas o el propio peso de tu cuerpo para trabajar los grupos musculares (como con las flexiones o abdominales)”.


Los secretos del entrenamiento de fuerza exitoso

Comenzar un nuevo régimen de entrenamiento puede ser desalentador, especialmente si no eres una persona especialmente atlética, ¡pero no te desesperes! Tu cuerpo se adaptará rápidamente y crearás un hábito que puedes mantener por el resto de tu vida.


Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta al embarcarse en tu rutina con ejercicios de fuerza:


Desafíate continuamente: El entrenamiento progresivo es importante si quieres que tu rutina para desarrollar músculos resulte productiva. No solo hagas lo mismo una y otra vez, porque no obtendrás resultados. Si levantas la misma cantidad de resistencia la misma cantidad de repeticiones durante cada sesión de ejercicios, te quedarás igual. En algún momento deberás intentar ya sea hacer más repeticiones o tener más resistencia.


Trabaja duro: Usa tu peso corporal como resistencia o levantar pesas regularmente, tres a cuatro veces por semana.


Hazlo equilibradamente: Haz ejercicios para la parte superior del cuerpo y para la inferior con el fin de asegurarte que mantienes un buen balance muscular en el cuerpo.


Días de descanso: Toma al menos uno o dos días de descanso a la semana, porque cuando entrenas en exceso, comprometes tu capacidad de recuperación y comenzarás a retroceder.


Motivación: Considera reclutar a un amigo o familiar para que se ejercite contigo para que seas responsable y decidas cuál será tu sistema de recompensas.


Paciencia: Da tiempo para que aparezcan los resultados. Ver el desarrollo de músculos y ganar fuerza toma tiempo.


La buena noticia es que la incorporación de pesos en su programa de ejercicios no tiene por qué ser complicado para obtener resultados. La consistencia es la clave del éxito a largo plazo

Comments


bottom of page