• Equipo La Galería M

Consejos del chef

El complejo y sacrificado Baño María, o el riesgoso método del microondas quedaron en el pasado, si es que este invierno te has propuesto derretir chocolate en casa. Una tecnología presente en las batidoras de Oster simplifica para siempre una de las tareas más dificultosas de la repostería, y un experto destaca las ventajas de su uso. Para cualquier amante de un antojo dulce derretir chocolate -especialmente en esta época del año- es una actividad irresistible, pero reservada solo para expertos, o personas dispuestas a realizar una tarea exigente, debido a la complejidad del clásico Baño María, o a los riesgos de calentar la cobertura en un horno microondas. Pero todo eso quedó atrás. Oster presentó en Chile su tecnología HeatSoft, que no solo simplifica la labor de cualquier respostero, sino que también la de cualquier persona que desee obtener resultados perfectos, e incluso destinar tiempo a otras labores mientras ese delicioso trozo de cacao sucumbe lentamente al calor. El chef Gabriel Cifuentes fue uno de los primeros en conocer de primera mano las bondades de la tecnología HeatSoft, y destaca sus ventajas. “Definitivamente esta nueva tecnología te libera, porque te despreocupas y te permite estar haciendo otras cosas. Puedes dejar programada la batidora, y el calor que emite, de alrededor de 40° o 45°C es ideal para el chocolate, dejándolo muy bien derretido. Esto es de gran ayuda para personas que trabajan con chocolate en Baño María, porque con ese método deben estar revolviendo constantemente, o en microondas, ya que se puede quemar”, explica el experto. Otra de las ventajas en comparación con formas tradicionales para derretir chocolate es el control de la temperatura, que en un Baño María es más difícil de regular, salvo que se utilice un termómetro, lo que permitiría ir ajustando la intensidad de la llama o fuente de calor. De cualquier modo, HeatSoft funciona entregando un flujo constante de aire tibio que permite lograr temperaturas estables y con ello no quemar la cobertura de chocolate. “Adicionalmente y fuera de estar revolviendo, los usuarios del clásico Baño María deben estar preocupándose del uso correcto del agua, porque si la cobertura recibe algo, el resultado puede ser distinto a lo esperado”, agrega Gabriel Cifuentes. Pero HeatSoft no solo facilita el proceso, sino que también logra resultados de primer nivel. Cifuentes explica que “he podido hacer bombones con un brillo muy notorio, y también bizcochos, que han superado todas las expectativas en cuanto a presentación y sabor”.