• Equipo La Galería M

Columna: Una sociedad con igualdad de oportunidades para ambos géneros


Por Fabiola Ríos, Directora de Alianzas Estratégicas, Forge Chile


Queremos comenzar agradeciendo y reconociendo la valentía de todas aquellas mujeres que, incluso desde el anonimato, se han esforzado por construir horizontes igualitarios para todas y todos más allá del espectro laboral.


Nuestro devenir social y todo lo que hemos podido avanzar ha sido posible por la visión, convicción y acción de estas osadas mujeres que traspasaron las imposiciones sociales y culturales. Debemos reconocer también que en el camino se sumaron hombres valientes, que se asombraron y quisieron aportar para una transformación social, valorando el logro de la igualdad de géneros.


¡Hay trabajo por hacer, mucho! Y desde nuestra labor como promotores de la empleabilidad juvenil, renovamos el compromiso para seguir construyendo una sociedad que entregue las mismas oportunidades a hombres y mujeres.

Debemos aumentar la participación e inserción laboral femenina, en Chile es una de las más bajas de América Latina. A esta realidad se suma la preocupante conclusión dada a conocer por Equifax: el 43% de las mujeres de Chile gana entre $200 mil y $500 mil mensuales.


Si logramos que más mujeres avancen en sus trayectorias laborales y en cargos de toma de decisión, podremos enriquecer las culturas organizacionales, y la sociedad en la que nos encontramos. La diversidad genera frutos y permite acercarnos a las realidades con menos prejuicios, por tanto, con mayor disposición al trabajo colaborativo, el cual, es una característica esencial si queremos navegar en escenarios cada vez más desafiantes y cambiantes.


La pandemia y virtualidad nos desafía, y también nos sorprende, durante el año 2021, las mujeres en el programa de Forge, tuvieron mayor representación que los hombres. Lograr la conciliación trabajo/vida personal es todavía un gran desafío: los roles en lo doméstico deben ser ejercidos con responsabilidad y compromiso indistintamente el género; de esta manera, las mujeres pueden continuar sus trayectorias laborales sabiendo que los roles se comparten y se distribuyen.

Finalmente, queremos reconocer a las organizaciones que trabajan de manera sistemática por la diversidad de los géneros, y a aquellas que están comenzando o por comenzar este proceso contarles que sus resultados y sus objetivos ¡serán mucho mejores!