top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Columna: Trastornos de la conducta alimentaria (TCA)

Por María Consuelo Díaz, Académica de Vinculación con el Medio, Escuela de Nutrición y Dietética Universidad San Sebastián


Los trastornos de la conducta alimentaria, como la anorexia nerviosa, la bulimia y el trastorno por atracón, obedecen a múltiples variables, como pueden ser factores ambientales, psicológicos y socioculturales. Por lo tanto, su correcto abordaje debe considerar un trabajo multidisciplinario.

 

En la sociedad actual, donde la imagen y la apariencia a menudo se valoran en exceso, es fundamental destacar la importancia de una autoimagen positiva y la aceptación de la diversidad de cuerpos. Las presiones externas para cumplir con ciertos estándares de belleza pueden contribuir significativamente al desarrollo de los TCA, y es responsabilidad de todos trabajar para crear un entorno que fomente la aceptación y la salud mental.

 

Asimismo, es crucial que se destinen más recursos a la investigación y tratamiento de los TCA. La detección temprana y la intervención son clave para mejorar los resultados y la calidad de vida de quienes los padecen. Es imperativo que los gobiernos, las instituciones de salud y la sociedad en su conjunto, reconozcan la gravedad de los TCA y trabajen en conjunto para proporcionar los recursos necesarios, ya que generalmente comienzan en la adolescencia.

 

El llamado es a reflexionar sobre cómo podemos contribuir a crear un mundo donde la salud mental sea una prioridad y donde aquellos que sufren de TCA puedan recibir el apoyo necesario sin juicio ni estigma, donde se pueda promover la comprensión y el apoyo hacia aquellos que luchan contra ellos.

 


Comments


bottom of page