• Equipo La Galería M

Columna: Sinergia para fortalecer el emprendimiento femenino


María Paz Sepúlveda, Directora ejecutiva de Santiago Innova


Este 29 de abril se celebró un nuevo día del emprendimiento en Chile y en este contexto quisiera reflexionar acerca del rol de la mujer en este ámbito.

Durante los últimos años han surgido muchas iniciativas que buscan potenciar el rol de la mujer en el trabajo y dar un impulso a aquellas que buscan emprender. Muchas de ellas con efectos concretos en la creación de nuevas empresas lideradas por mujeres y en el aumento de la presencia laboral femenina. Lo que tienen en común estos proyectos es la comunión entre distintos actores para potenciar sus visiones, métodos y conocimientos, en pos de un objetivo mayor.

Un ejemplo es el proyecto Mujeres Emplea, el que busca abrir oportunidades económicas para las mujeres y en el que ONU Chile, ONU Mujeres, la OIT, Cepal y la FAO, además de Corfo y ProChile crean ActivaEmpresarias, una plataforma que conectará la oferta de bienes y servicios creados por mujeres con la demanda de empresas de Chile y el mundo. A la espera de los resultados de esta gran iniciativa, podemos afirmar que solo a través de una sinergia de ese tipo, donde distintas instituciones se unen y trabajan mano a mano, es que se obtienen resultados efectivos, duraderos y que cambian vidas.

Como Santiago Innova participamos de múltiples instancias de apoyo al emprendimiento, trabajando con instituciones como Sercotec, Corfo y la ONU, por nombrar solo a algunas. De los emprendedores incubados a través de nuestros programas, el 61% corresponde a mujeres. Algunas de nuestras iniciativas, como la Academia para Mujeres Emprendedoras, llevada a cabo con la Embajada de Estados Unidos, han contribuido a que muchas mujeres puedan levantar sus ideas de negocio o a entrar al comercio electrónico. Ninguno de estos proyectos se hubiera ejecutado con éxito sin un trabajo colaborativo.

Considerando el complejo escenario que enfrentamos, hoy más que nunca es relevante la articulación entre lo público y lo privado, sumando la participación de organismos no gubernamentales, para seguir apoyando a que las mujeres se consoliden en el mundo laboral o bien cuenten con todas las herramientas para sacar sus emprendimientos adelante.