• Equipo La Galería M

Columna: Reciclaje y nuevas oportunidades



Por Elisa Grube, product manager de The Body Shop


En relación con el cuidado del medioambiente, uno de los temas que más interés ha causado en los últimos años está relacionado con la excesiva cantidad de plástico presente en nuestro ecosistema, en especial en los océanos de todo el mundo. De acuerdo a datos entregados por el Foro Económico Mundial, en sólo una década más habrá una tonelada de este material por cada diez toneladas de peces en el mar y en 2050, su peso total superará al total de peces en todo el planeta.

Son datos profundamente preocupantes, que han encendido las alarmas de forma transversal: desde los gobiernos hasta personas particulares, el mundo académico y las ONGs, que están llevando a cabo diferentes programas para desactivar esta verdadera bomba de tiempo. Y en este trabajo coordinado, industrias como la cosmética también han decidido entrar en escena, incentivando a sus consumidores con un mejor manejo de los residuos.

Lo anterior no deja de ser importante en tiempos en que la Asociación Gremial de Industriales del Plástico (Asipla), señala que a nivel nacional se consume más de 990 mil toneladas y solo se recicla el 8%. Por esto, recientemente en Chile nos sumamos a una campaña mundial, que incluye un nuevo producto que se obtiene a través de un programa de Comercio Justo: el plástico reciclado. Esto responde de forma diferente a la crisis que hoy enfrentamos y busca no sólo evitar la introducción de mayores cantidades de este material en el mercado a través la reutilización, sino que apoya a quienes trabajan para que éste no llegue al mar, además de generar condiciones laborales dignas y seguras, con ingresos estables a los que trabajan en el rubro.

Así, no sólo se adopta una posición concreta y muy necesaria frente a este problema, sino que permite empoderar a las pequeñas comunidades que ven en el reciclaje una fuente de trabajo. De acuerdo a un reporte conjunto de la CEPAL y la Organización Internacional del Trabajo entregado en el último trimestre de 2018, el giro hacia una economía circular, en donde se fomenta fuertemente el reciclaje, podría generar 4,8 millones de empleos netos en la próxima década. Existe una gran oportunidad frente a nosotros.

En momentos en donde el planeta lo pide a gritos, el llamado no es solo a la industria de la cosmética, sino que a todas las otras y también a los propios consumidores para que se hagan cargo y se sumen a la iniciativa del reciclaje. Es importante, en especial porque la situación del plástico es insostenible. Existen innumerables alternativas para reciclar, por lo que hoy no sirven las excusas ni alegar desconocimiento. Si realmente nos preocupa el planeta, debemos ser capaces de generar un trabajo articulado entre el mundo privado, los gobiernos, la industria y la sociedad civil para lograr esa fuerza y que todos nos hagamos verdaderamente conscientes.


#Reciclar #Reutilizar #RRR #MedioAmbiente #OceanosSinPlasticos #MaresLimpios #NoMasPlasticos