top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Columna: Prácticas empresariales sostenibles para un futuro carbono neutral

Carl Mikael Stål, gerente técnico y de operaciones de Valmet .


En 2021, lanzamos nuestro programa climático -Hacia un futuro carbono neutral- que contemplaba objetivos de reducción de CO2 en toda nuestra cadena de valor. En apenas dos años, podemos decir con orgullo de que nuestras tecnologías ya permiten producir celulosa, cartón, papel, tisú y energía 100% carbono neutral. En paralelo, fuimos incluidos por décimo año consecutivo en el Índice de Sustentabilidad Dow Jones, que evalúa el desempeño ESG (medioambientales, social y de gestión) de miles de empresas cotizantes de las principales bolsas del mundo.

 

Hitos que alcanzamos combinando las mejores tecnologías disponibles, optimizando el diseño de las plantas y seleccionando las soluciones adecuadas.

 

Ambos logros no habrían sido posibles sin el cumplimiento de un compromiso como empresa global: nuestra “Agenda de Sostenibilidad 360°”, que se basa en la valoración y evaluación de los temas más importantes para nuestro negocio, abarcando toda nuestra cadena de valor, incluida la cadena de suministro, nuestras propias operaciones y el uso de las tecnologías Valmet por parte de nuestros clientes.

 

Como empresa global y líder en el desarrollo y suministro de tecnologías, automatización y servicios para diversas industrias, nos hemos centrado firmemente en la creación de prácticas empresariales sostenibles, contribuyendo a un futuro carbono neutral. En Chile hemos aplicado sistemáticamente el foco en la sostenibilidad, a través de planes de acción que actualizamos cada tres años, para impulsar nuestro rendimiento en la materia.  Ya en 2021, consideramos toda nuestra cadena de valor con objetivos claros para la cadena de suministro, las operaciones y la adopción en el mercado de desarrollos tecnológicos. Junto con la definición de ruta hacia las cero emisiones, estimamos que alrededor del 95 por ciento de nuestra huella de carbono se originaba en la fase de implementación y el uso de nuestras tecnologías.

 

La oportunidad de obtener una producción carbono neutral se logró siete años antes de lo presupuestado al utilizar bioenergía o electricidad cero emisiones. Y es que Chile es hoy una referencia global en materia de esfuerzos por combatir los impactos de la emergencia climática, con avances en la transformación de su matriz energética y también a nivel regulatorio. En este contexto, la industria local de la celulosa y el papel es una de las que más potencial tenga para aportar a la lucha por el cambio climático.



Comments


bottom of page