• Equipo La Galería M

Chimarrão: la infusión que une a brasileños y chilenos


Tomar mate es una tradición en Brasil, y su consumo le acerca a países vecinos como Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay, donde es un símbolo de confraternización y cercanía. El agua caliente, la hierba, la "cuica" y la "bomba" son tan típicos de la brasileñidad como el acarajé, la feijoada, el dulce de guayaba o el pan de queso.


Así como las croquetas de acarajé son un símbolo de Salvador, en Bahía, o la caipirinha nos trae recuerdos de Rio de Janeiro, es imposible visitar Rio Grande do Sul sin probar el chimarrão. También conocida como mate, la infusión tiene un arraigo importante en Brasil, entre otra razones porque el país es el mayor productor de yerba mate del mundo. Aunque la cultura del mate es más conocida a nivel internacional en los países de habla hispana -Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay- la tradición en Brasil es muy determinante.


Compuesto por una cuica (el receptáculo), una bomba (el cilindro a través del cual se toma), yerba mate molida y agua caliente, el chimarrão es una bebida colectiva, ya que forma parte de una costumbre comunitaria en la que se comparte en forma de ritual. Sin embargo, nada impide que se disfrute en solitario.


La importancia del consumo de chimarrão en Brasil es la prueba de la diversidad cultural y geográfica de Brasil, un país de proporciones continentales, con selvas, parajes tropicales con invierno todo el año, sierras y cadenas montañosas donde hace frío todo el año. Algunos chefs del sur de Brasil han incorporado la yerba mate como ingrediente de sus platos, aprovechando su sabor peculiar para crear platillos como mayonesas, sushi, salsas o raviolis.


La yerba mate es el principal producto no maderable del sector agroindustrial forestal de sur de Brasil, donde se consume sin importar si hace frío o calor. Según la Cámara Sectorial de la Cadena Productiva de la Yerba Mate, en Brasil existen más de 400 empresas que exploran el sector y generan unos 710 mil empleos directos. El 96% de la producción brasileña de yerba mate se destina al tradicional chimarrão, y el 4% restante se utiliza para elaborar tés, jugos y otros productos que lo tienen como materia prima, lo que habla de la popularidad de la infusión en el sur y sudeste de Brasil.


El acto de tomar y compartir un chimarrão es un ritual cotidiano de importancia y valor afectivo, porque de mano en mano lleva consigo los paisajes, la historia, la cultura y la esencia de la cultura brasileña. Entonces, en el próximo viaje a Brasil, especialmente a Rio Grande do Sul, ¿qué tal compartir un buen mate?


Para mantenerse al tanto de los increíbles destinos en Brasil, síganos en las redes sociales:

www.embratur.com.br

Instagram

Youtube

Facebook

Twitter

Linkedin