• Equipo La Galería M

Autos usados: Lo que debemos saber antes de comprar uno


Las ventas de autos usados marcaron máximos históricos en 2021; vehículos livianos y medianos alcanzaron una cifra de 1.429.335 unidades vendidas a diciembre del año pasado, más de 400 mil más que en 2020. Un fenómeno que, en parte, se asocia a las complicaciones que ha generado la pandemia tras el quiebre de stock de algunos vehículos de primera producción.


La entrada masiva de nuevas y nuevos conductores ha motivado a los expertos a recalcar uno de los tips infaltables para el adecuado mantenimiento de los motores. “El secreto está en el uso de la gasolina; las personas deben saber que no da lo mismo qué gasolina le cargan al vehículo; existen las corrientes y de baja calidad que afectan el rendimiento del motor y originan formación de suciedades. Obviamente, no es una grata experiencia conducir un auto en esas condiciones”, advierte Andrés Dinamarca, gerente de Ventas Estaciones de Servicios Shell“, sugiriendo además siempre preguntar al fabricante o al vendedor qué octanaje ocupa el vehículo.


“Se debe considerar el octanaje que se elegirá para rellenar el tanque de gasolina, ya que la relación precio v/s calidad siempre nos hará preferir entre 95 o 97 octanos. La única regla debe ser proteger el motor del automóvil e impedir que los depósitos de carbono en las válvulas perjudiquen cualquiera de nuestros viajes”, precisa el ejecutivo.


El término octanaje se refiere a la capacidad de resistencia que tiene la gasolina a la detonación durante el proceso de compresión que ocurre al interior de los cilindros de los motores. Ahora si bien todas las gasolinas poseen la misma base, son finalmente los aditivos los que determinan el valor agregado; en ese sentido, la tecnología y la innovación han permitido la entrada de los denominados combustibles “premium” a los distintos mercados.


En Chile, el primer combustible diferenciado y dentro de la categoría “premium” es Shell V-Power; sus aditivos como el FMT (Friction Modification Technology) reducen la fricción en piezas claves del motor; su uso, incluso, es recomendado por los fabricantes Ferrari, Audi, BMW, General Motors, Honda, Toyota y Volkswagen.