• Equipo La Galería M

Autos: Maximiza ventajas en pecios al compra


Agosto es reconocido en el mundo automotriz como el mejor mes para comprar un auto cero kilómetro, pero ¿por qué? La razón es que en septiembre se produce el cambio de año y, a partir de este mes, las automotoras pueden vender un vehículo con año de facturación del año siguiente.

Según explica Francisco Simonelli, Gerente de Marcas de Dercocenter Aspillaga Hornauer, “a partir de cada primero de septiembre se produce en Chile el cambio de año, vale decir todo automóvil que se venda desde esta fecha en adelante se inscribe con fecha del año siguiente. Por ejemplo, si compro un auto el primero de septiembre de 2022 se facturará año 2023”. Además, hizo énfasis en que durante “agosto aumenta la cantidad de ofertas que se publican, ya que el cambiar de año se asocia un alza en el valor del 2023”.

Ya sea por motivos personales o laborales, es importante buscar todas las ofertas que hay en el mercado, sin perder de vista las necesidades y presupuesto que se tengan para realizar esta compra. “Una vez decidida la marca, es importante reconocer el estilo de vida que cada uno tiene y tener claro qué uso le dará a su auto, por ejemplo, si es una familia que le gusta la aventura y pasear por diferentes caminos, claramente no le servirá un citycar, ya que no cumple con las necesidades básicas para el uso que le quieran dar”, señaló Francisco Simonelli.

Cabe destacar que en muchas concesionarias, incluyendo a Dercocenter Aspillaga Hornauer, es posible dejar un auto usado en parte de pago para optar a un auto cero kilómetro y aprovechar de mejor manera el cambio de año fiscal el 1 de septiembre. Esta es una de muchas ventajas que ofrece el mercado, que sin duda hay que considerar al momento de renovar un auto.

Seminuevos

En caso de que sea complejo adquirir un auto nuevo durante esta fecha por los costos asociados, Juan Pablo Ghigliotto, Gerente de División Seminuevos en Dercocenter Aspillaga Hornauer, destacó que “como el dólar ha estado en aumento, los vehículos nuevos siguen subiendo de precio y, por contraparte, el vehículo usado se vuelve más competitivo en ese sentido, porque tiene un precio menor, por lo tanto, ayuda en este momento al bolsillo de los chilenos afectados por la inflación”. Además, su entrega es inmediata.