• Equipo La Galería M

Artista Paul Klee llega con su obra al Centro Cultural Las Moneda



Dos años lleva trabajando Centro Cultural La Moneda (CCLM) con el Zentrum Paul Klee en Berna. La institución suiza alberga la mayor colección de obras del artista, cuya principal producción fue el dibujo, y junto al Centro han preparado una exposición que traerá por primera vez al maestro del arte moderno a Chile, con una retrospectiva que aborda sus diferentes facetas.


“Ya que es la primera exposición de Paul Klee en Chile decidimos hacer una retrospectiva. Quisimos mostrar obras de diferentes épocas, dibujos de su infancia hasta uno de los últimos cuadros que hizo antes de morir. La idea es mostrar diversos aspectos, cómo fue evolucionando su trabajo, y también ir recogiendo algunos aspectos que son muy importantes para su obra artística, todo en forma más o menos cronológica, para explorar a Paul Klee”, relata la curadora jefa y directora de Colección, Exposiciones e Investigación del Zentrum Paul Klee en Berna, Fabienne Eggelhöfer.


La exposición tendrá 107 elementos entre obras, notas de clase, títeres, dibujos, pinturas, acuarelas, fotografías, documentos y herramientas del taller de Paul Klee, revelando aspectos nuevos y desconocidos de su personalidad y trabajo, que permite presentar al artista que experimentó contextos históricos como la Primera Guerra Mundial, el ascenso del nazismo y la censura.


“Podemos considerar a Paul Klee un maestro por su capacidad para tocar temas complejos y hacerlos universales”, afirma la directora del CCLM, Beatriz Bustos Oyanedel, al referirse a una de las secciones de la exposición llamada 1933, que muestra cómo Paul Klee utilizó el dibujo para dar cuenta y dejar testimonio de las violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo sistemáticamente previo a la Primera Guerra Mundial y que lo llevó a emigrar desde Alemania a Suiza. “Estos asuntos nos permiten establecer un vínculo con nuestro contexto histórico, reforzando el compromiso que tenemos en CCLM con la reflexión y los derechos humanos, que es uno de nuestros lineamientos curatoriales”, explica.


Además de la sección 1933, la muestra despliega otras siete secciones que son el resultado de la investigación curatorial que indagó en escritos, testimonios, historias personales y diversas fuentes de información, para generar una propuesta que aborda no solo la trayectoria artística de Klee, sino que también su lado más humano e íntimo. Así, la sala de exhibiciones se organiza en: Infancia, Naturaleza, Abstracción, Teatro, Bauhaus, 1933, Ángeles y Reducción, mostrando diferentes momentos y contextos de la vida y obra del artista.


“La investigación que se realizó para la exposición es un ejercicio que reafirma la importancia de contar y visibilizar diferentes fuentes, donde las pequeñas historias son indispensables para presentar a un artista y su obra de manera integral. Aquí, se da cuenta de que un artista no es ajeno a su obra, como no lo es a todos los sucesos de su vida”, precisa la directora del Centro Cultural La Moneda, Beatriz Bustos Oyanedel, respecto a la curaduría de Fabienne Eggelhöfer.


Una de las fuentes de inspiración y de creación de Paul Klee fue la naturaleza. Desde muy joven buscó copiar el entorno natural, pero luego comenzó a estudiar y analizar el crecimiento de la naturaleza. “Él siempre dijo que el trabajo artístico debe crecer como plantas; no están solamente ahí, sino que se convierten, se transforman. Para Klee, el proceso era más importante que el resultado. Él creaba su arte pensando en el crecimiento, en lugar de solo plasmar algo específico”, indica Eggelhöfer en relación a esta sección de la exposición que expondrá siete dibujos realizados con lápiz sobre papel, dos grabados y dos pinturas.


“Ha sido muy importante el énfasis que destaca la curadora en el eje de la Naturaleza, ya que nos permite, junto a aquellos bocetos y dibujos naturalistas, destacar uno de los asuntos que nos hemos propuesto abordar con urgencia en el CCLM: la importancia del cuidado del medioambiente y la relevancia de la naturaleza. Asunto que ampliamos a través de las acciones que se llevan a cabo desde el área de Aprendizajes a raíz de esta exposición”, enfatiza Beatriz Bustos Oyanedel, quien destaca la conexión de esta exhibición con los contextos que vive Chile y el mundo en el último tiempo.






“Es un aporte a la academia y los aprendizajes”


La exposición y la investigación curatorial que la antecede ofrecen la posibilidad de mostrar a un artista conectado con sus tiempos, muy estudioso y que fue fundamental en fomentar el aprendizaje de los procesos en torno al dibujo, las técnicas pictóricas y la teoría del color. Paul Klee fue profesor de la Bauhaus y uno de los protagonistas de la vanguardia alemana, ya que Wassily Kandinsky le presentó a Franz Marc y a los artistas del Jinete Azul (Der Blaue Reiter), entre otros, vinculándolo así con la escena artística progresista.


“Él no era solamente un genio capaz de crear estas fantásticas obras, sino que estudiaba muchas cosas; movimientos de arte contemporáneos alrededor del mundo, como el cubismo o constructivismo, y al a vez quería inventar algo nuevo a partir de los orígenes del arte; mirar los dibujos de los niños, las raíces del arte prehistórico, el art brut y, por supuesto, el arte fuera de Europa”, señala Fabienne Eggelhöfer.


En la misma línea, desde el CCLM detallan que esta exposición permitirá ampliar la mirada sobre el artista y la propuesta de Aprendizajes, que incluye materiales didácticos, talleres y recorridos que configuran un aporte a la difusión de la creación de Paul Klee, sus técnicas, conocimientos y visión de su entorno. “Esta exposición nos desafiará a poner en duda lo ya aprendido. La curaduría es un aporte a la academia y al aprendizaje, ya que no solo sabremos más sobre Paul Klee y la historia del arte, sino que además constataremos que las historias son asuntos plurales de sentido”, expresa Beatriz Bustos Oyanedel.


Al igual que el CCLM, el Zentrum Paul Klee espera que a través de esta exposición se puedan establecer puentes de diálogo y conocer nuevas opiniones sobre el artista. “Queremos escuchar a los públicos chilenos, a los académicos, a los artistas y a quienes visiten esta retrospectiva y que a través de esas conversaciones podamos aprender de sus experiencias”, enfatiza Fabienne Eggelhöfer.


La exposición estará abierta desde el 12 de abril hasta el 31 de julio y las personas podrán asistir de martes a domingo entre las 10:00 y las 18:30 horas. Asimismo, desde el sitio www.cclm.cl se podrá acceder a material de Aprendizajes, reserva de tickets para la sala de exhibiciones y cupos de talleres, además de solicitar recorridos especiales para escuelas, instituciones de educación superior y otras organizaciones que quieran conocer la muestra de Paul Klee en Chile.