top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Tres pasos para abordar una desvinculación de manera efectiva



 

El camino dentro de una empresa y la experiencia del colaborador son sin duda uno de los aspectos más importantes de los equipos de RR.HH., y, a veces, pueden parecer los más difíciles de encarar cuando esta ruta llega a su fin. El secreto del éxito está en gestionar las salidas de forma eficaz, para mantener una experiencia positiva y garantizar el buen funcionamiento de la empresa. “No sólo hay que pensar en quién se va o quién llega, sino también en el equipo que lo rodea”, asegura Nadia Alaee, Directora de Personas en Deel.

 

Al desvincular a una persona es cuando llegan las opiniones más sinceras; es por eso que las entrevistas de salida, aunque algo incómodas a veces, son fundamentales para el éxito de cualquier corporación. Es necesaria una mirada en alto y llevar a cabo este proceso fundamental para el crecimiento y mejora de la empresa.

 

“Como primera tarea, es necesario recopilar todos los comentarios tras la entrevista de salida y elaborar un informe posterior. Así es posible tener una foto más amplia del feedback recibido. Pero las entrevistas de salida no son la única forma de garantizar el aprendizaje de los colaboradores que se marchan. Estos son mis principales consejos para que los equipos de RR.HH mantengan relaciones positivas con los trabajadores actuales, sin alterar el lugar de trabajo” comentó  Nadia Alaee, Directora de Personas en Deel.

 

Los tres pasos para abordar la desvinculación de manera efectiva son:

 

1.    Flujos: los flujos de trabajo simplificados son esenciales para todos. Sin embargo, estos se pasan por alto a la hora de desvincular a una persona provocando desajustes internos. Retirar al empleado saliente de estos ciclos establecidos e identificar un sustituto para cubrir sus labores mediante capacitaciones es contar con un plan de acción proactivo, lo que significa que los equipos siempre van por delante.

 

2.    Anuncios: antes de actualizar la página web e informar a los clientes, se debe comunicar a todos de forma interna que un colaborador dejó de pertenecer a la empresa. Una vez producido este anuncio, se puede empezar a conectar al empleado que se marcha con su reemplazante. Utilizar plataformas como LinkedIn y anunciar formalmente las nuevas búsquedas, especialmente aquellas con antecedentes notables que demuestran el crecimiento y capacidad para atraer grandes talentos por parte de la empresa.

 

3.    Conocimiento: Quienes se marchan suelen tener valiosos conocimientos sobre los procesos y una nueva incorporación puede ser abrumadora al principio. Es buena idea que todo el traspaso de información esté documentada, beneficiando a todo el equipo y minimizando interrupciones, garantizando así una transición fluida.

Comments


bottom of page