top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Techo y Softys apoyan en conjunto a comunidades en Lampa


Softys Contigo, proyecto que busca acercar el cuidado e higiene a las comunidades más carentes de Latinoamérica, construirá este fin de semana soluciones sanitarias, en la comunidad Jerusalén de Lampa, Región Metropolitana. Hoy, Softys, empresa multilatina dedicada a la producción y comercialización de productos de cuidado e higiene personal, se une nuevamente con la ONG Techo para iniciar la primera activación del año en Chile para llevar a las familias de esa comunidad que se compone de 400 habitantes, agua y saneamiento con la construcción de baños.


En la comunidad de Jerusalén de Lampa se realizarán soluciones sanitarias a cargo de los voluntarios de la compañía Softys y TECHO, para lo cual se han dispuesto cuadrillas que estarán trabajando durante dos días para entregar y cumplir el sueño de varias familias de tener baños y agua en sus casas. Además, en apoyo a la comunidad se hará una charla enfocada en los cuidados para la infancia a cargo de la marca Babysec.


“A través de nuestro proyecto Softys Contigo buscamos llegar con ayuda oportuna a comunidades que viven en condiciones de vulnerabilidad en el país. Sabemos que no sólo basta con entregar soluciones de agua o baños, sino que buscamos apoyar en educar y fortalecer los hábitos de higiene de las comunidades y familias, donde nuestras marcas de productos son fundamentales, pero al mismo tiempo, fomentamos el cuidado en el territorio”, destaca Sebastián Reyes, gerente general de Softys Chile.


Cabe destacar que -en abril pasado- se cumplió el primer año de este proyecto de inversión social, cuyo impacto ha generado activaciones latinoamericanas de este programa en 8 países desde su inicio. Así, y a través del pilar de “agua y saneamiento”, Softys se une a TECHO comprometiendo 2 mil soluciones de agua y baños al 2026, donde ambas organizaciones mantienen operación – Chile, Argentina, Uruguay, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil y México –considerando una inversión de USD$6 millones y un impacto estimado de 14 mil personas de forma directa y 40 mil de forma indirecta.


Según el Catastro de Campamentos 2020-2021 de TECHO-Chile, en los campamentos del país un 39% accede al agua potable mediante “pinchazos” a la red pública y otro 31% se abastece mediante camiones aljibes, mientras que cerca de un 44% tiene acceso a saneamiento mediante pozos negros, acequias y canales.

bottom of page