• Equipo La Galería M

Rastafaris: La cara más visible de Jamaica


Sin duda cuando se piensa en Jamaica los rastafaris encabezan la lista. Y es que esta isla rodeada de playas blancas, música y sol es conocida mundialmente por el particular modo de vida y creencias de los rastafaris.


Este movimiento considera al emperador etíope Haile Selassi la encarnación misma de Cristo en su carácter de Dios, al tiempo que eleva al periodista de origen jamaiquino Marcus Garvey y al Príncipe Emmanuel Charles Edwards a la condición de encarnaciones diferentes de Dios, formando entre los tres una Santa Trinidad.

El rastafarismo nació en los años treinta entre la población negra de clase trabajadora, combina algunas creencias milenarias de origen africano con influencias del cristianismo fundamentalista norteamericano, en especial el surgido en el seno de la Iglesia Bautista. Es importante destacar que no se trata de una religión en el sentido formal de la palabra, ya que no existe una organización o estructura que la sostenga, sino que debe entenderse como particular forma de entender la vida.

La real génesis de este movimiento debe hallarse en el régimen de esclavitud que regía en Jamaica en épocas del dominio europeo. En esa época, los esclavos (en los comienzos llegados desde África y luego descendientes directos) trabajaban y morían en las plantaciones sin ningún tipo de derecho. Pese a estas condiciones, estos esclavos mantuvieron su cultura y tradiciones lo cual en el siglo XX, desencadenó un movimiento de revalorización cultural que se transformó en expresión política gracias a la labor del periodista jamaicano Marcus Garvey.

Su tarea en la reconstrucción de los valores africanos se tradujo en el movimiento Regreso a África, que fue inspiración para darle sentido de identidad, propósito y orgullo a un pueblo desmoralizado por la esclavitud. En ese sentido, vale recordar la proclama de Garvey en 1916, instando a la población negra jamaiquina a mirar hacia África, donde sería coronado un rey negro. Según Garbey, ese sería finalmente el día de la liberación. Y así fue como con la llegada de Haile Selassie al poder de Etiopía en 1930 se cumplió la profecía que sentó las bases firmes del rastafarismo.

Bob Marley

Bob Marley y el rastafarismo están íntimamente ligados, ya que el legendario músico jamaiquino fue no sólo quien universalizó la música reggae sino también quien elevó al conocimiento de todo el mundo la fe rastafari.

Bob Marley nació el 6 de febrero de 1945 en la tranquila villa de Nine Miles, en la provincia de Saint Ann, 89 kilómetros al noroeste de la capital jamaicana.

Tras su muerte en 1980, sus restos fueron depositados en una cripta en Nine Miles, algo a los que siempre se ha opuesto su viuda, quien entiende que su cuerpo debería tener descanso eterno en Etiopía, la tierra donde reinara el adorado Haile Selassie y en la que Marley siempre habría querido ser enterrado. Sin embargo, contra lo que solicita la viuda, los jamaiquinos defienden la idea de que los restos del gran Bob permanezcan en Jamaica.

Más allá de su lugar de descanso definitivo, no hay dudas que Bob Marley es el mayor símbolo de Jamaica en la actualidad y como prueba de ello vale citar una encuesta en la que los jamaicanos votaron que Marley debería ser declarado como el octavo héroe nacional.

Para adentrarte en este mundo, un tour imperdible cuando visites Jamaica, no dejes de hacer el recorrido en la "Línea de autobús de Zion", el cual te llevará a una peregrinación musical desde Eight Rivers, hasta el lugar de nacimiento y el lugar de descanso final del Rey del Reggae, Bob Marley. Su conductor navega por los estrechos y sinuosos caminos rurales hasta el pueblo de montaña de Nine Miles, compartiendo relatos y anécdotas de la vida y juventud Bob Marley.

Esta experiencia mística te expone a la religión, la cultura y las prácticas de rastafari, ¡Una visita obligada para todos los entusiastas del reggae.


#Turismo #Playas #Vacaciones #Jamaica #Viajes #Hoteles