top of page
  • Equipo La Galería M

Protector solar: Cuánto debemos usar




Es pleno verano y con el sol protagonista de días de mucho calor, el tema de la protección de la piel toma relevancia. Sabemos la importancia de usar protector solar o bloqueador, pero ¿cuánto y qué tan frecuentemente debemos aplicarlo? para evitar quemaduras, notar signos de envejecimiento prematuro y, por supuesto, correr el riesgo de padecer una enfermedad de la piel.


Laura Chacón-Garbato, directora de Capacitación Mundial sobre Productos y Nutrición Herbalife Nutrition y presidenta de la Junta Asesora de Nutrición Externa, aquí nos presenta una completa guía para entender lo más importante acerca del FPS, la radiación UV, mitos y otras preguntas comunes sobre protección solar:


¿Cuál es el significado de FPS, UVA y UVB?

El Factor de Protección Solar (FPS) en los productos de protección solar te da una idea de cuánto tiempo puedes permanecer bajo el sol antes de que la piel comience a enrojecerse.

UVA y UVB son dos tipos diferentes de radiación que pueden dañar tu piel. Los UVA (Ultravioleta A onda larga) se refiere a los rayos que generan el envejecimiento mientras que los UVB (Ultravioleta B onda corta) son los rayos que queman la piel.


Los rayos UVA causan el envejecimiento de la piel

Son responsables del envejecimiento y las arrugas en la piel, y pueden desarrollar enfermedades de la piel. Estamos más expuestos a este tipo de rayos ya que atraviesan fácilmente la capa de ozono. Traspasan las nubes, el vidrio e incluso algunas prendas de vestir. Puede que no los sientas, pero están presentes y pueden afectar tu piel.


Los rayos UVB pueden causar quemaduras

Los rayos UVB no son responsables únicamente de las quemaduras de sol y las cataratas, sino que pueden afectar el sistema inmunitario. Más importante aún: también pueden contribuir al desarrollo de enfermedades de la piel.


El FPS solo te protege de los rayos UVB, y no de los rayos UVA. Así que cuando compres un protector solar, siempre busca uno que ofrezca “protección de amplio espectro” para protegerte contra los rayos UVA y UVB.


¿Qué FPS debo usar?

Los productos FPS tienen diferentes niveles: FPS 15, FPS 30, FPS 50 y más. Así es cómo funcionan: digamos que tu piel comienza a enrojecerse en tan solo 10 minutos cuando está expuesta al sol; toma esos diez minutos y multiplícalo por el factor de protección solar que estás usando.


Por ejemplo, si utilizas un producto con un FPS 30, multiplica 30 por 10 y obtendrás 300 minutos. El resultado serán aproximadamente 5 horas de protección estándar contra los rayos solares usando un producto de FPS 30.


Si estás en la playa o te expones directamente a los rayos solares por periodos largos de tiempo, toma tus precauciones y usa un bloqueador con el factor de protección solar de tu elección. Muchos productos no son resistentes al agua, por lo que no puedes confiar en que estarás protegido durante cinco horas si estas nadando o haciendo ejercicio.


Asegúrate de mantener tu protector solar en un lugar fresco ya que la exposición al sol puede degradar los ingredientes activos del producto, lo cual disminuye su efectividad.


¿Cuánto protector solar debo usar?

La cantidad apropiada de protector solar para el cuerpo es de 1 oz. (o 30 ml), que es lo suficiente para llenar una copita pequeña. Para la cara necesitas una cucharadita (5 gramos).


Es fácil usar protector solar en el rostro, brazos y piernas, pero también es importante proteger cada área expuesta de la piel. Las áreas que comúnmente olvidamos son: orejas, empeine de los pies, nuca, labios, nacimiento del cabello y el dorso de las manos que siempre están expuestas y son susceptibles a quemaduras y manchas solares, así como al envejecimiento.


También debes usar ropa que te proteja: camisetas de manga larga, pantalones largos y sombreros de ala ancha. Utiliza anteojos para el sol que ofrezcan protección contra los rayos UVA y UVB. Exponerse a los rayos UVB no solo puede quemar los párpados, sino también producir cataratas.


¿Con qué frecuencia debo usar protector solar?

No olvides usar protector solar al menos 30 minutos antes de salir al sol. Si estás a la intemperie y tu piel ha comenzado a enrojecerse, entonces el daño ya comenzó.


Intenta retocarlo cada dos horas, e incluso con más frecuencia si estás nadando, transpirando o si te secas con una toalla después de nadar. Es fácil olvidarse de aplicar bloqueador nuevamente cuando te estás divirtiendo en la playa o la piscina. Por eso, te recomendamos tenerlo en un lugar visible para que no se te olvide.


Otras preguntas comunes relacionadas con la protección solar:


Si mi piel es más oscura, ¿de todas maneras tengo que usar protector solar?

Sí. Todos, sin importar nuestro color de piel, debemos usarlo a diario. No importa qué tan clara u oscura sea tu piel, usar bloqueador es igual de importante. Todos corremos el riesgo de sufrir quemaduras, envejecimiento prematuro o desarrollar enfermedades de la piel si no la protegemos.


Si mi maquillaje tiene FPS, ¿necesito más protector solar?

Sí necesitas, porque no te ofrece la protección adecuada. Por lo general, el maquillaje con FPS no se aplica de manera uniforme sobre la piel. Si lo piensas, nos aplicamos un poco de rubor aquí y allá, y una pequeña gota de base. Aunque es estupendo tener ese beneficio extra en las áreas que necesitan más cobertura, es importante que uses una doble protección y que también apliques bloqueador. Elige un humectante diario con FPS 30 de protección de amplio espectro. Obtendrás más humectación y protección solar en un solo paso.


¿La fórmula de los bloqueadores para niños es mejor que los de adulto?

Los bloqueadores contienen los mismos ingredientes activos, sin importar si son para niños o adultos. Si examinas dos productos con el mismo factor de protección solar, su desempeño es muy similar, aunque sean para niños o adultos.


Sin embargo, existen diferentes fórmulas y muchos bloqueadores para niños se crearon para pieles más sensibles. Puede que los productos para niños no contengan fragancias, parabenos u otras sustancias. Además, son “sin lágrimas”; es decir, no provocan ardor en los ojos. Aparte de estas características, el factor de protección solar es bastante confiable.


¿Tengo que usar bloqueador en un día nublado o si estoy dentro del auto?

Los rayos del sol están presentes todo el año, incluso en los meses fríos de invierno. Los rayos UV pasan a través de las nubes, así que no olvides usar bloqueador cada que salgas.


No pienses que estar dentro del auto o mirando a través de una ventana te brinda protección. Los rayos solares pueden traspasar el cristal. Protégete, aunque no te encuentres directamente bajo los rayos solares.


Si usas bloqueador todos los días y de la manera adecuada, te darás cuenta de que una botella no te durará mucho. Una buena regla general es que no veas el bloqueador como un producto de temporada, sino que lo uses todo el año.

bottom of page