• Equipo La Galería M

Profesora tuerca ayuda a alumnos a alcanzar sueños

Cristina Oyanedel

Hay personas que no le temen a los comentarios y con seguridad y convicción avanzan hacia lo que creen es su camino. Eso es lo que hizo Cristina Oyadenel, una profesora de alemán que no se dejó amilanar por las críticas cuando junto a su marido decidió entrar al mundo del transporte y compró cuatro buses usados.

Fue así como nació Transportes Oyanedel: “Era fines de la década del setenta y comenzamos desde cero. Nunca habíamos estado en el rubro… Al principio costó, hacíamos de todo, hasta que un día una empresa de Lampa nos contrató para entregar servicio de acercamiento para sus trabajadores, se corrió la voz y se empezaron a sumar más y más clientes”, explica Cristina, gerente de la empresa.

Con los años decidió estudiar Ingeniería Comercial y un Magister en innovación y emprendimiento pero fueron experiencias duras como la muerte de dos hijos a causa de accidentes lo que la llevó a plantearse la vida. “Pasé por diferentes etapas… y un día me levanté y pensé ¿qué haría si éste fuera mi último día, si supiera que hoy me voy a morir?, entonces fue cuando decidí que cada día quería hacer feliz a alguien, hacerle más fácil el día a otras personas”, recuerda.

El trabajo solidario fue la forma en que canalizó esta forma de pensar y fue así como llegó a trabajar al Colegio Politécnico María Griselda Valle, El Bosque, a cargo del taller de Emprendimiento de las carreras de Mecánica, Administración, Gastronomía, electricidad, y contabilidad. “Quiero que sepan que pueden salir de una situación adversa y lograr sus sueños con esfuerzo y dedicación. Trato de dedicarme más allá de la sala de clases o del taller”.

Pero su interés por motivarlos no se limita al trabajo de las clases. Hace poco organizó una actividad llamada Track Tuning Day que permitió llevar vehículos de marcas como Porsche y Lamborgini potenciados y en la que además se realzaron demostraciones al volante. “Siempre digo que los sueños se cumplen, hablo de los autos y las competencias, pero nunca lo había llevado al colegio”.

Agrega que la experiencia de manejar su Porsche 911 Turbo S frente a los alumnos fue muy gratificante ya que la ovacionaron. “Yo los quiero mucho y ellos a mí, además todos los días aprendo de ellos, de su cariño, respeto, generosidad, además de levantarme siempre el ánimo. Les digo a mis colegas, somos educadores de las futuras generaciones, si pides que te saluden, tú debes saludar primero, hay que adaptarse al cambio, la educación de hace 20 años, no es la que sirve hoy… y nunca se debe perder la capacidad de asombro y empatía”, explica Cristina.


#Profesora #Clases #Alumnos #Motivar #Automotriz #MundoTuerca