top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

¿Por qué celebramos el Día Internacional del Chocolate?


Dulce, suave, versátil e irresistible. Así es el chocolate, un producto que reúne a millones de fanáticos en todo el mundo que se dejan seducir por su sabor y múltiples propiedades. Chile no escapa de esa tendencia y hoy se sitúa como el país latinoamericano con más altas cifras de consumo, alcanzando un promedio anual de 2,1 kilos por persona, muy por delante del segundo, Brasil, con 1,3 kilos. Así, está presente todo el año y en todo momento, pero cada 13 de septiembre se vive una fecha especial al celebrarse el Día Internacional del Chocolate, en homenaje al nacimiento de importantes impulsores de la industria, entre ellos británico Robert Dahl, célebre autor del libro Charlie y la Fábrica de Chocolates que ha fascinado por décadas a grandes y chicos.


Si bien no hay total claridad sobre origen específico del cacao, existen pruebas arqueológicas que demuestran que el chocolate se originó en la zona donde hoy se ubica el Ecuador y no en Centro América como se presumía. Una investigación importante en este sentido es la realizada por el arqueólogo Francisco Valdez, que encontró en el sitio denominado Palanda, provincia de Zamora Chinchipe en la Amazonía Ecuatoriana, evidencias de los primeros vestigios de cacao domesticado en las vasijas de la cultura Mayo- Chinchipe.


Más allá del lugar donde nació, lo cierto es que el chocolate se ha vuelto un producto cada vez más popular y, con el paso del tiempo, se han ido derribando mitos en torno a si es conveniente incluirlo en nuestra dieta. “El consumo moderado de chocolate es muy recomendable. Hablamos de un alimento nutricionalmente muy completo, ya que contiene hidratos de carbono, proteínas y además aporta minerales como fósforo, calcio, hierro, así como vitaminas del complejo B, que estimulan la circulación y la transmisión de los impulsos nerviosos”, comenta Ximena Rodríguez, directora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Bernardo O’Higgins, agregando que es un poderoso antioxidante que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares y cerebro vasculares.


En este sentido, es clave considerar que no todos los chocolates son lo mismo. Además de regular las cantidades, es recomendable optar por aquellos que cuentan con alto porcentaje de cacao entre sus componentes. Una buena alternativa en este sentido es la que presenta Pacari, marca de origen ecuatoriano que cuenta con más de 45 variedades de productos orgánicos y con al menos 60% de cacao. Además son 100% orgánicos, libres de gluten, azúcar refinada o grasas saturadas. “Antes se creía que el chocolate con más cacao, o chocolate amargo, era menos sabroso o provocaba menos placer. Hoy se ha demostrado que no es así, las personas lo buscan y lo prefieren, motivados por no sólo por el cuidado de su bienestar, sino por su buena experiencia tras probarlos”, asegura Santiago Peralta, fundador de la marca, quien comenta además que los chilenos están prefiriendo lo orgánico, porque valoran los beneficios a su salud y al medioambiente de esa inversión.


Otro de los énfasis que está marcando esta creciente industria es la búsqueda de mayor sustentabilidad y transparencia en la producción. “Estamos frente a un consumidor más consciente, que se hace preguntas y que exige mejores conductas a las compañías. La industria del cacao aún arrastra mucha inequidad social y daños al medio ambiente y, desde América Latina, estamos comprometidos a dar un giro a esa historia”, indicó Peralta que instauró un modelo de comercio directo, internacionalmente reconocido, que beneficia a más de 4 mil agricultores que reciben un pago mayor por el cacao que extraen bajo el compromiso de resguardar la biodiversidad.


Comentários


bottom of page