• Equipo La Galería M

Pan casero: fácil y rápido


Chile es uno de los países que más consume pan en el mundo y solo nos gana Turquía. Nuestro amor por el pan nos lleva a consumir un promedio de 5,3 kilos al mes y en diferentes variedades y aunque en el comercio muchas alternativas prepararlo en casa tiene otro sabor.


Y para hacerlo más simple y con ese sabor de hogar, fresco y crujiente compartimos algunos secretos de Bosch para una buena preparación.


La fermentación es un paso clave para obtener un pan perfecto, ya que es justo cuando deja de ser masa para pasar a ser una miga esponjosa con corteza. Si tienes el horno Serie 8 con función de vapor y fermentación, podrás controlar las condiciones de humedad y temperatura que son determinantes en la calidad del pan. Aprender a combinarlas te dará diferentes resultados en sabor y textura.


Cuando haces pan casero, haces dos fermentaciones, la primera a temperatura ambiente de mucho tiempo, con el horno acelera este proceso. Para eso pon el bowl con la masa sobre la parrilla. A continuación, en el display selecciona Vapor; después, Fermentar, y elige una temperatura de 40ºC. ¡En 30-40 minutos estará lista! Para la segunda fermentación, coloca la masa cortada en las piezas que desees a la altura de inserción 2. Con 10-20 minutos es suficiente.


Con la suma del vapor consigues excelentes resultados, ya que permite que no se reseque y que crezca mucho más que de la manera tradicional. Luego, seca la humedad del horno y hornea tu pan como siempre.


Si quieres apoyo con el amasado, ayúdate con tu robot de cocina, si tienes la batidora de pedestal MUM56340 de Bosch, amasa con la varilla amasadora de metal, ella cuenta con un motor también poderoso, que ayuda en el procesado rápido de masas más duras. Tiene un recipiente de acero inoxidable con una capacidad máxima de 2 kg de masa y selector de 7 velocidades, que la hacen ideal para amasar, inclusive aquellas masas con semillas o integrales.


#Pan #PanCrujiente #HechoEnCasa #CocinaEnCasa #Preparaciones