top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Maternidad y veganismo:​​​​​¿Cómo llevar una dieta basada en plantas en el embarazo y la crianza?



Un reciente estudio de la revista médica Reproductive Toxicology -que indagó en la relación entre la nutrición y los problemas de infertilidad en las personas- determinó que una alimentación basada en plantas, alta en carbohidratos y rica en granos integrales y soya podría ser ventajosa para la salud reproductiva, aumentando las tasas de embarazo y nacimientos. El estudio también reveló que la ingesta de proteínas animales está relacionada con trastornos de ovulación.


Si bien existen ciertos mitos sobre lo que podría implicar una alimentación vegana en el embarazo o en niñas y niños menores, cada vez existe mayor evidencia científica que demuestra los beneficios de estas dietas en todas las etapas de la vida, partiendo desde la gestación, de acuerdo al estudio recién mencionado.


Por ejemplo, una persona vegana puede tener un embarazo saludable si sigue una dieta bien planificada y equilibrada que incluya una variedad de alimentos ricos en nutrientes, respaldada por profesionales de salud capacitados en el área. La nutricionista dietista, con master en nutrición vegetariana, Nicol Jeldres, comenta que “algunos alimentos que deben incluirse en una dieta vegana durante el embarazo son: tofu, seitán y tempeh; legumbres; frutos secos y semillas (ideal ricos en omega 3); Bebidas vegetales fortificados con calcio; levadura nutricional; cereales integrales y pseudocereales; frutas y verduras. También considerar suplementación adecuada a esta etapa fisiológica, que toda gestante debe hacer (b12, vitamina d, calcio, ácido fólico, hierro, omega 3, entre otros)”.


La Dra. Andrea Péndola Morales, pediatra certificada en infancias plant-based, explica que lo mismo ocurre con el periodo de lactancia y la suplementación obligatoria, “para que la leche materna contenga suficiente vitamina b12 y omega 3 para los requerimientos del bebé, de lo contrario se puede producir déficit de b12 en el bebé, y esto puede generar daño neurológico irreversible”.


Sobre la lactancia, la nutricionista también agrega que es importante seguir una dieta bien planificada y equilibrada que incluya una variedad de alimentos ricos en nutrientes nombrados anteriormente “para asegurar una producción adecuada de leche materna y que en sí la nodriza no sufra ninguna deficiencia”, explica Nicol Jeldres.


Crianza vegana

Uno de los grandes mitos en torno a la alimentación vegana y la crianza es que niños y niñas no pueden ser vegetarianos o veganos, pero es totalmente falso. La pediatra vegana explica que la Academia de Nutrición y Dietética, en su Position Paper del año 2016, señala que las dietas vegetarianas apropiadamente planificadas, incluyendo las dietas veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de algunas enfermedades. Estas dietas son apropiadas para todas las etapas del ciclo vital, incluyendo el embarazo, la lactancia, la infancia, la niñez y la adolescencia, la vejez y para atletas.


“Por lo cual, los bebes pueden ser vegetarianos o veganos desde que inician la alimentación complementaria a los 6 meses”, explica la Dra. Andrea Péndola, que agrega que “la alimentación vegetariana y vegana es apta para la infancia siempre y cuando sea bien planificada y este suplementada con b12”. Por ello la importancia de consultar siempre con los especialistas adecuados, como nutricionista o, en este caso, pediatras.


Por su parte, la nutricionista comenta que otro mito común sobre la alimentación vegana en niños y niñas es que no proporciona suficientes nutrientes para un crecimiento y desarrollo adecuados, por falta de proteína, vitamina b12, vitamina d, zinc, entre otros; generando problemas en el desarrollo pondoestatural o déficit cognitivo. “Sin embargo, hay mucha literatura científica que indica una dieta basada en plantas integral segura para la salud, desde la gestación en adelante, siempre y cuando esté respaldada por profesionales de salud actualizados en el área”, explica Nicol Jeldres.


Otro mito común es que niñas y niños necesitan leche para obtener calcio y tener huesos sanos y fuertes, pero los lácteos no son la única fuente de calcio. Hoy en día contamos con bebidas vegetales de soya fortificadas y “los requerimientos diarios de calcio se pueden lograr eligiendo alimentos vegetales ricos en calcio. En niños veganos, incluir de 3 a 5 porciones de alimentos ricos en calcio por día es suficiente para satisfacer requisitos”, explica la pediatra.


Madres veganas

Eliana Albasetti, actriz y embajadora de Veganuary, ONG que promueve el veganismo en el mundo, tiene dos hijas, de 10 y 2 años. Cuando su hija mayor tenía 3 años, Eliana decidió ser vegana, lo que trajo consigo preguntas de su hija y su posterior transición al veganismo. “Uno como mamá hace lo mejor posible y eso tiene que ver mucho con lo que son nuestras creencias, y sinceramente yo decidí formar a mis hijas en base al amor y la empatía hacia todos los seres. Ellas tienen mucho amor por los animales”, explica la activista vegana, que junto a su familia fundó el Santuario Empatía, que acoge a animales “de consumo humano” rescatados.


En su segundo embarazo, Eliana ya era vegana y recalca su buena experiencia, “fue un embarazo perfecto, no tuve ningún problema de salud”, y agrega que “creo que una alimentación basada en plantas bien planificada es maravillosa, es increíble, te saca muchos riesgos de enfermedades como la diabetes gestacional”. Su recomendación es atenderse con nutricionistas y especialistas veganas, que en su caso han acompañado su proceso y también el de sus hijas.


Sobre la crianza de sus hijas, en el jardín de la más pequeña tuvieron que explicar que su alimentación era una postura ética y moral -que no era alérgica- porque no existe una medida estatal que entregue alimentación vegana si es por decisión de los padres. Sin embargo, el establecimiento ha sido muy comprensivo en mantener una alimentación correcta para su hija. “Ella come los acompañamientos que le dan en su alimentación en el jardín y yo le llevo legumbres, tofu y seitán y cambio la proteína”, explica Eliana.


Loli Alliati, colaboradora de Veganuary y Health Coach, lleva una alimentación vegana hace dos años y actualmente está embarazada. Explica que su dieta no ha cambiado, pero está más atenta a armar platos balanceados y nutritivos todos los días. “Mi gran prioridad es consumir abundantes frutas y vegetales, son la base de mi alimentación. Y hoy más que nunca estoy haciendo mucho hincapié en consumir vegetales de hojas verdes como espinaca, kale, etc. Ya que éstas nos aportan calcio, hierro, folato, tan importantes en esta etapa. Me aseguro siempre de agregarles un poco de limón o naranja ya que la vitamina C aumenta la absorción del hierro. Incluyo muchas frutas de estación que no sólo nos hidratan, sino que además están llenas de vitaminas y minerales cuyos requerimientos aumentan en el embarazo”, detalla.


La Health Coach también recomienda apoyarse en alimentos naturales, comer abundante frutas y vegetales, ya que este tipo de alimentos son mucho más bajos en calorías, y tomar muchísima agua. “El agua de coco también es un gran aliado. Y los dátiles son ideales para el tercer trimestre ya que estudios demuestran que ayudan a tener partos más cortos”, explica.


Sobre cómo enfrentará la crianza, Loli Alliati comenta que lo esencial es informarse y asesorarse adecuadamente para poder inculcar el veganismo a los más pequeños en plena etapa de desarrollo. “No sólo para asegurarnos de cubrir todas las necesidades que necesitan y suplementar acorde, sino también para hacer frente a las críticas, con fundamentos y conocimientos. Se trata de informar que es posible llevar una alimentación saludable y completa, 100% vegana, en cualquier etapa de nuestra vida”, finaliza.


Yorumlar


bottom of page