• Equipo La Galería M

Katherine Paredes: En busca de energía más limpia y accesible


Katherine Paredes

Un trabajo silencioso, metódico y que puede tener un gran impacto en la sociedad es el que realiza Katherine Paredes (34), una colombiana con 10 años en Chile que es Dra. Fisicoquímica. Ella dedica sus horas y desvelos a encontrar la forma de hacer más accesible a la comunidad el uso de las celdas solares. Eso muy a grosso modo.

Para lograrlo se desempeña como investigadora del Programa Institucional de Fomento a la investigación, Desarrollo e Innovación (PIDi), de la UTEM que consiste en “obtener celdas solares de alta eficiencia y bajo costo, producidas con metales abundantes en Chile como cobre, zinc y cadmio”, señala.

Algunos de sus trabajos de los últimos años se han enfocado en la Química Computacional, un área de la química basada en la física cuántica que permite calcular la estructura y propiedades de moléculas y sólidos.


¿Por qué le interesó trabajar en el tema de las celdas solares?

La inquietud científica en celdas solares nace como respuesta a la necesidad de buscar nuevas fuentes de energías renovables. Actualmente vivimos en una sociedad en la que su vida diaria depende del consumo de electricidad, y debido a esto son cada vez más los países que quieren disminuir la dependencia del petróleo como fuente de energía no renovable. En esta dirección, durante los últimos años, Chile ha trabajado este tema como política de Estado. Específicamente, CONICYT ha abordado como eje estratégico en investigación el tema de Energía.


¿Y cuál es el objetivo?

Proponer celdas solares (de multiunión, MJ) que alcancen la eficiencia de

las celdas solares basadas en InGaAsP y InGaAs. Estas son las más promisorias para mejorar o remplazar las celdas solares convencionales basadas en silicio, ya su eficiencia supera el 50%. Sin embargo su alto costo de fabricación las hace poco accesibles. Por lo tanto, el diseño computacional de nuevas celdas solares de multitunión que empleen metales abundantes en Chile permitirá contribuir al desarrollo tecnológico de celdas solares que sean más accesible a la población.



¿Cuál ha sido el principal desafío como equipo? ¿y cómo mujer?

El proyecto recién está comenzando. Un gran desafío será entablar colaboración con un grupo experimental del área que esté interesado en fabricar estas celdas. Otro desafío, por ejemplo, será la obtención de financiamiento para estudiantes e investigadores que quieran participar del proyecto. ¿Y cómo mujer? Quizás más bien un desafío personal es tratar de acercar más la ciencia a la cotidianidad, convencer a muchas personas que la educación y la investigación son motores de desarrollo, tanto personal como social.


#Energia #EnergiaLimpia #Cientifica #CeldasSolares #MujeresEnLaCiencia #Conicyt