• Equipo La Galería M

Identifica los azúcares escondidos y elimínalos de tu dieta


Los azúcares escondidos son los añadidos en los alimentos que no son precisamente dulces; y tal vez, por este motivo, no los habías notado antes. Susan Bowerman, directora Sénior de Educación y Capacitación en Nutrición Mundial en Herbalife Nutrition, dice que aproximadamente 1/4 del azúcar que consumimos está escondido en los alimentos procesados.


Por ejemplo, la salsa de tomates puede contener alrededor de cinco cucharadas de azúcar o algunos ketchups pueden aportar hasta el 80% de sus calorías provenientes de los azúcares. En resumen, están presentes en todo: desde sopas hasta aderezos para ensalada.


“Las calorías vacías de los azúcares añadidos pueden provocar un aumento de peso y de los niveles de glucosa en la sangre” pero la buena noticia es que reducir la ingesta de azúcar podría ser más sencillo de lo que creemos y aquí Bowerman nos comparte 5 pasos para reducir su consumo:


1. Lee las etiquetas de los alimentos

Pon atención a los productos con alto contenido de sacarosa, dextrosa, lactosa, maltosa, jarabe de arroz, concentrado de jugo de frutas, jarabe de maíz, melaza y otros tipos de azúcar añadido. Por otra parte, debes saber que ciertos azúcares se encuentran de forma natural en los alimentos. Tal es el caso de la lactosa en la leche y la fructosa en las frutas, que se muestra en la información nutricional como “azúcar”, aunque no tengan azúcar adicional.


2. Utiliza endulzantes naturales

La mayoría de los alimentos, como cereales, yogur, aderezos para ensaladas, o alimentos líquidos de arroz, soya, entre otros, están previamente endulzados y contienen cantidades sorprendentes de azúcar, por lo que tal vez quieras probar sus versiones no endulzadas. Para reducir aún más tu ingesta de azúcar, intenta endulzar tu cereal agregándole rodajas de plátano o un puñado de moras. O endulza tu leche blanca con dátiles o pasas más unas gotitas de extracto de vainilla. Obtendrás más sabor con menos azúcar.


3. Disfruta de los sabores naturalmente dulces

Puedes sustituir aquellos postres azucarados por frutas. Además, tenemos especias como la canela, la nuez moscada o el clavo que pueden añadir notas dulces a las frutas, cereales o yogur, sin necesidad de agregar azúcar.


4. Dile “adiós” a los líquidos endulzados

Elimina las sodas, el café y el té endulzados, y las bebidas de frutas como la limonada. En su lugar, opta por los tés saborizados, o agrega algunas rodajas de cáscara de naranja o rebanadas de fruta al agua para obtener una bebida libre de calorías.


5. Calcula tu ingesta de azúcar

Cada cuatro gramos de azúcar que figuran en la información nutricional equivalen a una cucharada de azúcar, o bien, un terrón de azúcar. Así que la próxima vez que te encuentres en el supermercado buscando una bebida fría, revisa la información nutricional en la etiqueta y calcula cuántos terrones de azúcar estarías consumiendo.


****