top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Este es el edificio sustentable que construyen inversionistas chilenos en México


En la última década, las autoridades mexicanas han considerado a Tulum como uno de los cinco municipios con mayor crecimiento poblacional y geográfico en el país, transformando a esta localidad en uno de los tesoros turísticos más interesantes en la región por su arqueología, zonas turísticas y diversidad gastronómica, donde año a año recibe a millones de visitantes.


De la mano de estos atractivos, el Estado mexicano viene realizando importantes inversiones económicas, como el aeropuerto internacional en Tulum, que se está construyendo en una superficie de 1.500 hectáreas y tendrá la capacidad para atender a 5,5 millones de pasajeros al año; y el megaproyecto ferroviario “Tren Maya”, que contempla 1.500 kilómetros de longitud, recorriendo 19 estaciones en cinco estados, incluyendo la Península de Yucatán y que un primer tramo será inaugurado a fines de 2023.


En paralelo a ambas construcciones, también se están modernizando las terminales aéreas de Chetumal, en Quintana Roo, y de Palenque, en Chiapas, con el objetivo de impulsar el desarrollo económico y social, para mejorar la conectividad entre las ciudades y los atractivos turísticos de la zona.


En este contexto, el crecimiento inmobiliario en Quintana Roo se ha focalizado en la ciudad de Tulum, donde poco más del 50% está en dicha localidad, lo que habla de un incremento sostenible en el tiempo, sobre todo en lo que se refiere a los residenciales turísticos y a las viviendas verticales.


Novedoso proyecto sustentable

Es así como unos inversionistas chilenos comenzaron a desarrollar el 2021 “Monarca Tulum” un novedoso proyecto inmobiliario -emplazado en una superficie de 1.800 metros cuadrados- que consta de 24 departamentos, de los cuales 18 son de dos dormitorios, y seis son penthouses/dúplex con tres dormitorios y piscina privada en el rooftop.


El edificio, ubicado en Aldea Maya -condominio privado inserto dentro de Aldea Zamá, el mejor barrio de la zona- cuenta con seguridad las 24 horas, modernas terminaciones y variadas amenidades como gimnasio, sala de yoga, piscina con reposeras, lounge grill, entre otros.


Gerardo Sotoluque, uno de los socios fundadores de Monarca Tulum, comenta que en 2016 -en un viaje que realizaron a México- visualizaron el importante auge que tendría toda esta zona, por lo que comenzaron a diseñar lo que fue su primer proyecto inmobiliario denominado Black House, que fue entregado en 2018, con gran éxito de ventas principalmente de chilenos y manteniendo estos estándares de construcción, deciden comprar un segundo terreno e iniciar los trabajos de Monarca Tulum.


En el diseño, el profesional destaca la sustentabilidad del proyecto porque se ha trabajado en “las plantas de tratamiento de agua y en la recolección de aguas lluvias especialmente para que vuelvan a las napas. Es decir, nos hemos preocupado de que sea super amigable con el medioambiente porque Tulum es un lugar con una belleza natural, que no se puede perder y queremos mantener ese espíritu”.


En tanto, Rodrigo Morelli, otro de los socios del proyecto, agrega que el edificio tendrá “un sistema de captación pluvial donde se logrará que el agua de lluvia regrese al subsuelo en lugar de que se vaya al drenaje y contamine, lo que ayuda a reducir el calentamiento global y la producción de CO2; logrando así su regreso a los ríos naturales”.


Otro de los aspectos a mencionar, precisa Morelli, fue el proceso de construcción porque “reutilizamos madera de cimbra respetando así el uso de materiales extraídos de la naturaleza y formando con ellos una barda perimetral orgánica en todo el deslinde del terreno”.


“Durante el proceso de excavación nos encontramos con piedra maya la cual reutilizamos para revestir nuestras fachadas y seguir teniendo conexión con la naturaleza”, añade Sotoluque.

Auge inmobiliario sustentable

Hace unas semanas, medios locales informaban que el actual gobierno de Tulum ha autorizado alrededor de mil licencias de construcción, lo que corresponde a un 10% de incremento respecto de los últimos dos años.


Y que para este 2023, toda la región tiene registrados alrededor de 300 nuevos desarrollos inmobiliarios, principalmente orientados a la renta vacacional y el comercio.

En este sentido, Sotoluque reconoce que el mercado inmobiliario en Tulum ha crecido estos últimos años y que además es dinámico, por lo que todo indica que “este 2023 se mantendrá el crecimiento al igual que el año pasado y se irá incrementando con el tiempo, cuando se comiencen a entregar e inaugurar las nuevas obras, como el aeropuerto y el Tren Maya”.


Por eso, reflexiona Morelli: “Invertir en esta zona, comprando una propiedad, no es solo una inversión desde el punto de vista económico, sino que también es una adquisición a una gama importante de atractivos turísticos, arqueológicos y gastronómicos, que invitan a tomar la decisión de comprar una propiedad en la zona, porque además existe un importante retorno por la renta vacacional”.


Finalmente, enfatiza Sotoluque, tanto el nuevo aeropuerto como el Tren Maya “son importantes apuestas para satisfacer la creciente demanda de pasajeros y turistas que visitan anualmente este destino en el sur de la Riviera Maya. Y para el trabajo de adquirir una propiedad en la zona que mezcle buen gusto, confort y amenidades -como fue en su momento el proyecto Black House, hoy está Monarca Tulum donde asesoramos desde un inicio hasta el último detalle en la compra”, concluye.


Commentaires


bottom of page