• Equipo La Galería M

Enséñales a tus hijos a cuidar el planeta


Si se trata de proteger el medio ambiente y combatir la crisis climática, las futuras generaciones juegan un rol clave. Por eso es tan importante crear en ellos conciencia y educarlos en torno a las distintas formas que existen para proteger el entorno y la biodiversidad. ¿Cómo hacerlo? Acá te compartimos cuatro simples ideas que pueden ser un aporte para que tus pequeños en casa también tomen acción. ¡Aprovecha el próximo día del niño y juntos pónganlas en práctica.


Disfruten juntos al aire libre: nada mejor para despertar el interés por cuidar la naturaleza que vivirla y disfrutarla. Por eso, siempre prefiere actividades en entornos naturales y, cuando las realicen, cuéntale de manera entretenida y dinámica los problemas medio ambientales que existen y cómo podemos ayudar a resolverlos. Ir al cerro, andar en bicicleta, hacer caminatas, ¡hay miles de alternativas y mientras lo hagan pueden identificar especies de plantas, animales o paisajes favoritos!


Enséñales a reciclar: gestionar de buena forma los residuos puede ser un panorama muy entretenido en familia. Aprender juntos sobre cómo identificar los distintos tipos de basura, clasificarlos y luego llevarlos al punto de reciclaje son acciones tangibles que los harán sentirse parte de la solución. Existe mucho material educativo en torno a este tema, diseñado especialmente para los más pequeños, que te ayudará a hacerlo simple y divertido. ¿Una idea? Comienza preguntándoles qué entienden por basura, recolecten juntos lo que encuentren en casa y en la calle para luego darle una correcta disposición final.


Motivarlos a ser creativos y reutilizar: nada más entretenido que descubrir juntos la forma de dar una nueva vida a lo que usualmente vemos como desechos. Estimula su imaginación y fomenta la reutilización. Un lapicero con una lata, títeres con calcetines viejos, un bolso con ese pantalón que ya no usan, una casa de muñecas con cajas, son sólo algunas de las miles de cosas que de seguro saldrán de la mente de tus niños.


¡Digan no a los plásticos! Lo que tú hagas será lo que ellos repliquen. Por eso, en tu día a día, evita los plásticos de un solo uso, ya sea prefiriendo opciones reutilizables o bien compostables. Para sus colaciones, por ejemplo, puedes usar las bolsas herméticas o el film adherente de I Am Not Plastic, ambos 100% compostables, y explicarles que en lugar de tardar 500 años en desaparecer como el plástico, estas se biodegradan en 180 días si se someten a un proceso de compostaje adecuado. ¡Muéstrales que es posible una vida sin plásticos sin hacerla más complicada!


@iam_notplastic