• Equipo La Galería M

Día mundial del brownie: los secretos detrás de un postre irresistible


Esponjoso, dulce, cremoso y húmedo. Esas son las principales características del brownie, un postre que cuenta con miles de fanáticos y que es un ícono si se trata de las preparaciones con chocolate. Lo cierto es que, aunque cueste creerlo, el brownie es fruto de un error gastronómico que ocurrió hace más de un siglo, cuando un chef en Boston cocinó un bizcocho con cacao y olvidó añadir la levadura. El resultado fue un bizcocho de superficie dura e interior suave que, debido a su color marrón, fue llamado brownie.


Si bien lleva muchos años endulzando hogares y pastelerías, fue hace una década cuando se decidió celebrar su Día Mundial cada 11 de noviembre, como una forma de motivar a todos los amantes de la pastelería a compartir sus mejores tips y recetas. Y es que son muchas las claves para lograr el brownie perfecto: elegir correctamente el chocolate, que idealmente debe contener altos porcentajes de cacao, sacarlo justo a tiempo del horno, para que no pierde humedad ni tampoco esté crudo, no batir en exceso, pues no es un bizcocho tradicional y servirlo una vez que se enfríe, aunque al momento de hacerlo se le dé un golpe de calor, son sólo algunos de ellos.


Lo interesante es que en este escenario han surgido diversas opciones que facilitan su preparación. Pacari, marca de chocolates ecuatoriana que ha obtenido más de 350 premios internacionales por su calidad y modelo sustentable, cuenta con una pre mezcla que en menos de 3 minutos de preparación y media hora de horneado permite saborear un resultado perfecto que incluye exquisitos chips de chocolate. Su gran ventaja es que no sólo es rica y fácil, sino que también es totalmente orgánica, libre de gluten y lactosa. Y siguiendo la filosofía de la marca es apta para veganos. En ese caso sólo hay que reemplazar el huevo, mezclando 1 cdta. de harina de linaza con 3 cdtas. de agua tibia que se debe dejar reposar por 15 minutos.