top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Combustible: Ahorra con estás técnicas de manejo



Con precios que se niegan a bajar, cada vez se hace más importante cuidar hasta la última gota de combustible, obteniendo el mayor rendimiento para un menor gasto operacional.


Es por eso que Hyundai Camiones y Buses desarrolló está pequeña guía para que todos puedan mejorar el rendimiento de su vehículo sin hacer grandes inversiones, y solo cambiando algunos hábitos y vicios al conducir. Solo con mejorar el estilo de conducción ya se puede ver una gran diferencia en el rendimiento del combustible.


  • Planificar la ruta: probablemente una de las recomendaciones más señaladas. Evitar el tráfico denso y elegir rutas con menos detenciones y dejar aquellas con pendientes pronunciadas en subida para el final del recorrido (con menos carga), puede ser de gran ayuda para obtener un mejor rendimiento del combustible.

  • Usar el control crucero: mantener una velocidad constante también es una buena forma de mejorar el rendimiento del vehículo, ya sea que se haga de forma consciente o bien con ayuda del control crucero, este cambio puede impactar notoriamente en el rendimiento del vehículo.

  • Bajar la velocidad: no es algo que le guste hacer a todo el mundo, pero manejar más lento puede traducirse en un ahorro importante, ya que se baja la resistencia aerodinámica. Lo ideal es no sobrepasar los 80 km/h.

  • Elegir bien la marcha: para conducir en ciudad sin gastar tanto combustible es importante elegir bien las marchas. Revolucionar mucho el motor quema combustible innecesariamente y acorta la vida útil del motor, por eso se recomienda mantener las revoluciones en el rango de las 2.000 a 2.500 rpm, donde el motor funciona en su rango óptimo de torque y potencia.

  • Utiliza el freno motor: por si no sabías, puedes frenar tu vehículo al reducir marchas. Usar el llamado freno motor o “enganche” permite reducir la velocidad, conducir de manera más eficiente y reducir el desgaste de los frenos y generar ahorro de combustible.

  • Distribuir bien la carga: parece obvio, pero una carga mal distribuida puede llevar a forzar innecesariamente el vehículo para realizar algunas maniobras, impactando en el consumo de combustible final.


bottom of page