top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Columna: Equilibrio entre Trabajo y Vida: Estrategias para un Año Productivo


Por Ignacio Gonel, fundador de Mago


Con la llegada de un nuevo año, no solo cambia el calendario o se redefinen nuevas estrategias en las empresas, también es una oportunidad para renovar y fortalecer la cultura organizacional. Para ello, es necesario contar con miradas inspiradoras que ayuden a iniciar el 2024 con una cultura que resuene significativamente en cada colaborador.

 

En la autenticidad y transparencia está la confianza que une a una comunidad. Es por ello, que este año es primordial asumir el compromiso de ser auténtico, claro y transparente en las comunicaciones. No solo se trata de compartir los éxitos, sino también los desafíos. La apertura construye confianza y fortalece los vínculos entre los líderes y colaboradores, creando una cultura organizacional basada en relaciones genuinas y sólidas.

 

El desarrollo personal y profesional va más allá de metas y objetivos empresariales y se vuelve fundamental proporcionar oportunidades que fomenten el crecimiento integral de las personas basado en el fortalecimiento de la cultura de aprendizaje y colaboración.

 

Además, en la búsqueda de inspiración surge la oportunidad de llevar a cabo novedosas dinámicas con enfoques integrales que motiven a los equipos y que no solo beneficien la carrera de los colaboradores, sino también la calidad de vida, tomando de ejemplo a aquellas empresas que ofrecen programas de desarrollo personal que van desde cursos de habilidades profesionales hasta talleres de bienestar.

 

Es importante no olvidar que el reconocimiento es importante, ya que a veces se tiende a subestimar. Es necesario ir más allá de los elogios superficiales y reconocer de forma personalizada cada contribución significativa. El hecho de destacar como el trabajo de cada una de las personas contribuye al éxito de la organización, propicia un ambiente donde cada esfuerzo es valorado y apreciado.

 

El bienestar integral también debe ser una de las grandes prioridades. La significancia de implementar programas que aborden no solo la salud física, sino también el bienestar mental y emocional toma protagonismo en las organizaciones. A fin de cuentas, al lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal se traduce en empleados más comprometidos y productivos.

 

Del mismo modo, comenzar el año promoviendo la colaboración y la inclusión en todos los niveles, facilitará espacios para que todas las voces sean escuchadas y celebradas. Siempre es necesario fomentar equipos diversos que aporten perspectivas únicas y que generen una cultura organizacional que refleje la riqueza de la diversidad y el valor que hay por ella.

 

Al adoptar estas miradas para el 2024, se construye no solo una cultura organizacional sólida, sino también una comunidad donde cada uno se sienta reconocido, valorado, empoderado y en donde este nuevo año marque el inicio de una etapa emocionante y significativa para las empresas y sus colaboradores.

 

bottom of page