• Equipo La Galería M

Columna: El uso consciente de electrodomésticos colabora en el cuidado del medio ambiente

Por Haileen Piedra, Marketing Coordinator de Midea Carrier Chile


En una nueva conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, establecido hace casi 50 años por Naciones Unidas, el compromiso por concientizar y cuestionar nuestro rol individual en la protección y conservación de la biodiversidad debe tomar en consideración el cada vez mayor acceso al uso de electrodomésticos en el hogar.


La pandemia ha sumado un desafío más a este ámbito, ya que la mayor cantidad de horas que pasamos en el hogar -debido a las cuarentenas y confinamientos voluntarios- están generando un mayor uso de electricidad y de estos dispositivos.


Por lo anterior, si la mayoría de la gente quiere reducir los efectos adversos sobre el medio ambiente, hacerlo requiere de un fuerte compromiso de todos, tanto de las marcas como de las personas.


Uno de los elementos más eficientes es el reemplazo de tecnología antigua por una más nueva y eficiente. Muchos electrodomésticos y productos electrónicos de consumo han logrado saltos de ahorro de energía en los últimos años, por lo que reemplazar la tecnología que está envejeciendo podría no sólo hacernos ahorrar dinero, sino que será una muy buena idea en el uso eficiente de energía. Sólo en el caso de los televisores, la cantidad de energía requerida ha caído ostensiblemente con los dispositivos actuales.


Cuando la tecnología de tu hogar esté llegando al final de su vida útil, asegúrate de deshacerte de ella de manera responsable o donarla a una escuela, organización benéfica u otra entidad que pueda prolongar su vida por un tiempo más. Si no se puede sacarle más provecho, es recomendable acceder a un programa de reciclaje para productos electrónicos que reciclará estos dispositivos y los mantendrá fuera de los basureros.


Para consumir electrodomésticos de forma consciente, el primer paso es acceder a la información respecto de certificaciones y estándares internacionales en sus atributos. Pero también podemos ajustar hábitos y comportamientos para marcar una diferencia activa. Ese compromiso también alentará a amigos y familiares a pensar en sus propios hábitos y en cómo están afectando el medio ambiente. Especial atención debemos tener con la orientación y educación de los niños, ya que las nuevas generaciones demuestran una apertura mucho mayor a adquirir este tipo de comportamientos en una edad temprana. con lo que a través de este acompañamiento se puede

ayudar a crear un futuro más sustentable.