• Equipo La Galería M

Chocolate: Chile entre los que más consume


Chile se posiciona como uno de los mayores consumidores de chocolate en América Latina, con un consumo de 2,1 kilos per cápita, versus países como Colombia, que apenas llega a los 300 gramos por persona según datos de la consultora Euromonitor.


Y es en ese contexto es que la marca Milka cumple quince años en Chile y 121 años desde su creación. Es uno de los chocolates favoritos de las chilenas y chilenos, muestra de esto es el crecimiento a doble dígito con el cual el producto se consolidó en 2021. Inicios: Corría 1826 cuando Philippe Suchard, chocolatero y empresario suizo comenzó a producir los chocolates Suchard en su ciudad natal de Serrières. Pero no fue sino hasta 1901 cuando se empaqueta, en su tradicional papel lila, la primera barra de Milka, cuyo nombre es una combinación entre leche (milch) y cacao (kakao) en alemán. Ya en 1901 la barra Milka llega al mercado de Alemania y por 1909 la vaquita lila viaja de país y se fabrica y comercializa por primera vez en Austria.

La popularidad de Milka fue creciendo con los años, a tal punto que la fábrica de Lörrach en Alemania produce 18 veces más chocolate que en 1880, crecimiento que los llevó a crear productos de temporada, lanzando en 1926 figuras como conejos de chocolate para semana santa y del viejo pascuero en Navidad. El transitar de la marca siguió consolidándose con los años, donde su logotipo y empaque vio cambios hasta la década de los cincuenta, cuando la marca afianza su clásico logotipo en blanco con fondo lila que ya en 1963 convirtieron en marca registrada. El nacimiento de la vaquita y su expansión por nuevos mercados En 1965 Milka se convierte por primera vez en la marca líder de su segmento en el mercado europeo, lo que los llevó a buscar su identidad, así es como en 1972, la agencia de publicidad Young & Rubicam crea la clásica vaca lila con el cencerro adosado al cuello que hizo famosa la marca Milka. Durante la década de los setenta, la marca siguió su curva de crecimiento innovando en formatos como sus versiones grandes de 200 gramos y muy grandes de 300 gramos inauguradas en 1977. Así fueron conquistando mercados como España. Ya a fines de los 80’s se modificó su diseño y logotipo para darle más protagonismo a la vaca lila y los Alpes. El éxito de Milka en Europa, Asia y Norteamérica llevó a la vaquita lila a buscar nuevos espacios, Siendo Argentina el primer mercado latinoamericano en producir Chocolates Milka y posteriormente Costa rica, donde se comenzó a producir la barra de 40 gramos en 1993. Los noventa terminaron por consolidar a la marca, que registró el uso del color lila en campañas publicitarias relacionadas con chocolate siendo tan popular que, en 1995 en Bavaria, Alemania; 40.000 niños tuvieron que colorear una vaca durante un concurso, de ellos uno de cada tres optó por pintar a la vaca del clásico color lila. 2000: la vaca se moderniza y conquista Latinoamérica Con la llegada del nuevo milenio, Milka inició una nueva etapa, tras cumplir 100 años en 2001: la marca comenzó a mostrar su cuidado con el medioambiente poniendo a disposición envoltorios ecológicos para sustituir el contaminante papel de aluminio.

El afecto de los consumidores por la barra púrpura obligó a Mondelêz a buscar mejorar su capacidad de producción, inaugurando en 2017 su primera fábrica en Brasil que hoy es responsable de producir y distribuir ternura lila en toda la región latinoamericana.

En 2021 Milka renueva su cara con un nuevo slogan publicitario “el Sabor de la Ternura” que nos recuerda que la vida es más gratificante cuando probamos un poco de ternura, buscando desencadenar millones de actos de ternura cada día.

Hoy Milka está disponible en más de 40 países alcanzando un volumen de ventas a nivel mundial superior a las 150.000 unidades por hora en sus diferentes formatos.