top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Chapado de iones: El proceso ecológico que G-SHOCK usa para colorear sus modelos metálicos


En el mundo de la moda y en muchas industrias, lograr la sustentabilidad y neutralidad del carbono es un tema inaplazable debido a los efectos del cambio climático que se hacen más evidentes cada año con el aumento de las temperaturas globales y los fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes. De acuerdo con el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), se prevé que la temperatura del planeta aumente 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales para 2030, lo que provocará cambios importantes en los ecosistemas y en la sociedad. En este contexto, resulta urgente aumentar la eficiencia energética de las fábricas, además de reducir la sobreproducción y emplear materiales de origen biológico procedentes de materia vegetal u otras sustancias orgánicas renovables. Un ejemplo de esto es la combinación de resinas de biomasa que G-SHOCK comenzará a utilizar este año para modelar los componentes de algunos de sus relojes. Así mismo, implementar prácticas de producción bajas en emisiones de carbono o sin carbono será cada vez más común. El proceso de recubrimiento iónico utilizado en la producción del reloj GM-110EARTH-1A, por ejemplo, utiliza la deposición a baja temperatura, lo que reduce el consumo de energía y las emisiones de carbono de la cadena de valor. En este proceso se deposita una película delgada de material, generalmente metal o cerámica, sobre un componente del reloj mediante una cámara de vacío para garantizar que el material depositado sea puro y libre de contaminantes. El proceso de Deposición física en la Fase de Vapor (Physical Vapor Deposition en inglés) es en esencia un proceso de chapado iónico en el que la superficie del reloj es recubierta con un metal de gran dureza. En el caso del modelo GM-110EARTH-1A, se usó un revestimiento de iones para crear un diseño único y elegante que imita la topografía de la Tierra. El reloj presenta un bisel de acero inoxidable con un patrón grabado con láser que se asemeja a la superficie de nuestro planeta, con un esquema de color de tonos verdes, azules y pardos que enfatiza aún más el diseño inspirado en la Tierra. Este reloj cuenta con las características que han acompañado a G-SHOCK por más de 40 años: resistencia absoluta, tecnología y diseños inspirados en las últimas tendencias de la moda. El PVD es una excelente opción para la fabricación de relojes, ya que crea un revestimiento muy duradero y resistente a los arañazos que mejora el rendimiento general y la longevidad del reloj. El proceso se usa comúnmente para recubrir componentes de relojes, como cajas, brazaletes y biseles, haciéndolos más resistentes a la corrosión, los rayones y el desgaste. Para mayor información, visita el sitio de Casio Latinoamérica en casio-intl.com/latin/es/ y mantente conectado a través de Instagram en @gshockamericalatina.

ความคิดเห็น


bottom of page