top of page
  • Foto del escritorEquipo La Galería M

Celebra el mes del sostén y conoce sus últimas innovaciones


Este mes se celebra el Día mundial del sostén, que conmemora 109 años desde que la estadounidense Mary Phelps Jacob lo patentó en 1914. En Chile, Flores es la primera empresa chilena de ropa interior en confeccionarlo en 1953, por lo que celebra más de 80 años acompañando a la mujer y su importante historia de evolución e innovación. "Hoy, en el Día del Sostén, celebramos no solo un símbolo de comodidad y moda, sino también una historia de innovación y adaptación. Flores ha sido pionero en la evolución de la lencería, y estamos emocionados por lo que el futuro de la moda íntima nos depara, pues buscamos que las mujeres se sientan cómodas, libres y seguras", comenta Alejandra Espinoza, Gerente de Marketing y Canales Digitales de Flores.


La mayor transformación en la historia de esta prenda se relaciona con el ajuste del sostén, y es en este contexto que María Urra, Diseñadora Senior de la empresa relata detalles históricos, “en sus primeros días, el sostén era estándar, con copas en forma de cono y corsetería, que buscaba imponer una figura corporal específica o que se adaptara a los tipos de vestidos que se utilizaban en la época. En la historia de Flores hemos buscado el calce perfecto, que se adapte al cuerpo y busto de la mujer, priorizando la comodidad y la autoexpresión”.


A lo largo de estos 109 años, los avances han estado centrados en la mejora del ajuste. Inicialmente en Chile, Flores los confeccionaba con una tela rígida conocida como Popelina, la cual era fabricada por la misma empresa, pero con el tiempo, se ha avanzado hacia el uso de otros materiales como microfibra, encaje y telas elásticas. Hoy, la gama de opciones es amplia y está definida por diversos factores como: tipo de calce, etapa de vida, necesidad y moda. Actualmente los diseños abarcan desde sostenes con diferentes formas y tamaños de copas, con o sin aros, con o sin soporte abdominal, maternales, el “primer sostén”, y mucho más. 


Ya sea que se busque sensualidad, femineidad, naturalidad o comodidad, la lencería es esencial en el diario vivir, es por eso que encontrar el estilo que se adapte a cada mujer, es lo más importante al momento de elegir esta fundamental pieza íntima. 



Full comfort para cada día

El sostén sin barba es una de las grandes innovaciones, ya que es cómodo y funcional. Desde 2016 Flores ha ido desarrollando tecnología para la confección de este tipo de sostén, que se caracteriza por un interior de una sola pieza de fabricación automática y sin costuras, suave al contacto con el cuerpo y que no se marca en la ropa. Estos utilizan una espuma llamada Flexible Foam que se adapta a distintos tipos de busto, asimismo los breteles son más anchos a medida que aumenta la talla del sostén y están ubicados en la posición correcta para ofrecer el soporte necesario.


En su exterior, en su mayoría están hechos de microfibra extra-suave y los elásticos del contorno van ocultos dentro de dos capas de tela, aumentando el comfort. Están diseñados en diferentes colores y texturas exteriores, para ofrecer la mayor cantidad de opciones de acuerdo al estilo y gustos de cada una. 


Actualmente los diseños sin demarcación ni costuras, son de los preferidos por mujeres de todas las edades y tipo de busto, ya que son una prenda versátil e ideales para toda ocasión, resultan casi imperceptibles, y están perfectamente confeccionados para que el busto tenga una óptima contención, en telas extra suaves y flexibles que se amoldan a todo tipo de cuerpo, sin duda avances de una industria dinámica que está en constante desarrollo.


Los clásicos de siempre

Este tipo de sostén es esencial en cualquier armario, y está confeccionado en telas como jacquard o encaje, posee barbas para una contención completa del busto, con soft en la parte de la copa para un modelado natural. Además existe el sostén de sólo encaje y pasamanería delantera, que también posee arcos, sin copa preformada y breteles removibles, ideales para resaltar la naturalidad. 


La lencería es mucho más que simples prendas íntimas, es una extensión de estilo, personalidad y autoexpresión. Y como cada mujer es única, la elección de su sostén también lo será, lo mejor de todo es que hoy existe la prenda que cada una requiere. 

Comments


bottom of page