• Equipo La Galería M

Campaña "Un día sin sonreír es un día perdido" promueve rehabilitación bucal de mujeres


La sonrisa es la expresión universal de la felicidad: toda persona al ver a otra sonreír es capaz de entender su emoción, así esta no diga una sola palabra. Tener una sonrisa estética y agradable influye de manera positiva en ti, en tu autoestima y en quienes te rodean.


Una bonita sonrisa es un elemento clave para dar armonía al rostro y mostrar nuestro lado más amable, sacarle partido de una manera saludable es el objetivo. Una boca sana no sólo es fundamental para mantener un buen estado de salud física, sino también para mejorar nuestro estado de ánimo.


Y es que unos dientes defectuosos o determinadas enfermedades bucales pueden afectar directamente a nuestra autoestima. Seguro que has visto muchas veces a personas que se tapan la boca con las manos al reír por miedo a mostrar unos dientes mal alineados o de color amarillento o de color grisáceo.


“La seguridad de poder sonreír sin tener que esconder algún desperfecto, y la apertura de una sonrisa sincera, ayudará directamente en nuestro estado de ánimo, es fundamental tener la oportunidad de reconstruir esos traumas que nos hacen daño” Señala Javiera Lecaros psicóloga de la Universidad Central.


En nuestro país, según sus cifras, el 53,8% de la población estima que tiene una salud bucal regular, mala o muy mala; en tanto, el 52,8% reconoce que hace más de un año no visita al dentista y el 2,2% nunca lo ha hecho.


Hoy Gracias a la alianza entre Fundación Sonrisas e Intime Chile, ese complejo que tienen muchas mujeres será dejado atrás.


¿Cómo? La Marca de ropa interior, Intime Chile, donará parte de las ventas realizadas entre el 1 de abril y el 15 de mayo para financiar parte de la rehabilitación dental que permitirá a mujeres ya seleccionadas que son parte de Fundación Sonrisas, recuperar la confianza a través de una nueva sonrisa.



“Yo solo quiero ser más feliz y sentirme segura, cuando mi hija termine el colegio me gustaría que me hija pueda verme con todos mis dientes y se sienta orgullosa de mí” destaca una de las pacientes de la fundación beneficiadas en la rehabilitación dental.


Esta es una campaña que va más allá de las alianzas; va a cambiarle la vida a muchas mujeres. Porque como dicen, “Un día sin sonreír, es un día perdido”.