• Equipo La Galería M

Cúrcuma: alternativa natural al dolor de huesos

La cúrcuma es un alimento que puede ayudar en esta época invernal cuando en enfermedades como osteoartritis, artritis o artritis reumatoide se intensifican los dolores.


Las bajas temperaturas pueden sentirse en los huesos, así le ocurre al menos a quienes padecen enfermedades como osteoartritis, artritis o artritis reumatoide ya que el frío puede causar dolores. El alivio no llega necesariamente con la ingesta de calmantes, por eso para ellos una alternativa natural como la cúrcuma puede ser una solución ya que tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes. Es por esto que puede suprimir las enzimas del cuerpo que generan la inflamación típica de estas enfermedades.

Para conocer un poco más de la causa de este tipo de molestias y de los beneficios de la cúrcuma conversamos con María Elena Rudolphi, Químico Farmacéutico de Farmacias Knop.


¿Por qué el frío afecta a quienes padecen de enfermedades como artritis?

Las articulaciones son sensibles a los cambios de temperatura, en algunos casos dependiendo del paciente el dolor mejora o se alivia si se aplica calor y en otros se alivia al aplicar frío. Sin embargo, en la mayoría de los casos se desarrolla una hipersensibilidad al frío con agudización del dolor.


¿A qué edad comienzan en promedio las molestias?

La artritis se puede desarrollar en algunos casos desde la pubertad, pero es más alto el porcentaje que se desarrolla en adultos.


¿Quiénes son más propensos?

Personas que tengan antecedentes familiares, ya que uno de sus factores es hereditario. También se sabe que quienes consumen en exceso carne, acumulan más acido úrico, que se produce en el metabolismo por el consumo de carnes rojas principalmente, con lo cual se agudizan los dolores articulares.


¿La artritis tiene cura?

Esta enfermedad es crónica. Eso quiere decir que actualmente hay tratamientos para aminorar los síntomas y mejorar la calidad de vida de estos pacientes, pero como es una enfermedad en la que el sistema inmune es el que falla - agrediendo a las articulaciones por el desconocimiento de sus propias proteínas- la cura debería actuar sobre el sistema inmune del paciente. Sin embargo, el problema es que el tratamiento de los corticoides, por ejemplo, logra este objetivo, pero debilitan el sistema inmune para enfrentar otras patologías. Actualmente, debe estar en proceso de investigación.


¿Cómo se pueden paliar las molestias?

Con analgésicos, antiinflamatorios, y con corticoides.


¿El ejercicio y la alimentación contribuyen en algo a paliar las molestias?

Lo aconsejable es que la persona consulte a un kinesiólogo. Sin embargo, apoyarse en una alimentación balanceada que incluya alimentos como la cúrcuma, que disminuyen la inflamación también es recomendable.


¿Qué tipo de medicamentos naturales se pueden ingerir y qué hacen?

Existen algunos como TURMERIK, que son cápsulas de aceite de Cúrcuma Longa estandarizado que actúa con acción antiinflamatoria ayudando a desinflamar las articulaciones, incluso las que están con rigidez. También están los comprimidos sublinguales ARTROPPLEX, que alivia el dolor y facilitan la reducción de los niveles de ácido úrico en el paciente. Existe también RHUS TOX, que son gotas que facilitan retomar el movimiento de las articulaciones cuando amanecen con rigidez en las mañanas, especialmente en los dedos de las manos y un ungüento, LEFKAFLAM, que contiene árnica y aceites esenciales como Romero y Lavanda que generan calor al aplicarse, aliviando el dolor.


¿Después de cuánto tiempo se nota el alivio?

Todo depende del estado de evolución de la enfermedad en cada paciente, pero al tomar Turmerik a la semana nota el alivio, con Lefkaflan se nota al aplicarlo y los otros productos pueden tomar un período de 3 o 5 días.


#Curcuma #Artritis #DolorDeHuesos #Molestias #AcidoUrico #articulaciones