• Equipo La Galería M

Agua micelar: No más mitos


El agua micelar es un must para el cuidado de la piel ya que ha sido uno de los grandes descubrimientos de los últimos años en higiene facial y cosmética, pero aún siguen existiendo mitos sobre este producto.


Hoy en día las rutinas de limpieza de la piel pueden ser un poco abrumadoras por la cantidad de productos que existen (no todos indispensables), pero los expertos coinciden en que para tener una piel sana no debes saltarte ninguno de estos pasos: limpieza, humectación y protección solar. Y es en el primer paso donde el agua micelar es clave para limpiar todos los residuos de maquillaje y polución.


La cosmetóloga de Essential Store Eva Cariman comenta que “uno de los principales beneficios del agua micelar es que limpia, desmaquilla y tonifica, y todo en un solo paso. Lo que para la vida cotidiana de personas que se levantan muy temprano, llegan muy cansadas y/o tienen muchas cosas que hacer, simplifica el proceso de limpieza”.


¿Qué es el agua micelar y cómo funciona?

El agua micelar es una sustancia compuesta por micelas, las cuales son esferas diminutas que actúan como imanes para atraer las impurezas de la piel, disolver el maquillaje y limpiar el rostro con delicadeza.

En variadas ocasiones el agua micelar suele confundirse con los tónicos de limpieza y no sabemos si se debe enjuagar o no, a continuación, derribaremos los mitos más comunes del agua micelar y a partir de ahora, podrás aprovecharla al máximo en tus rutinas de limpieza.

Mito: El agua micelar es lo mismo que el tónico facial

Falso. El agua micelar se aplica en el paso uno de la rutina de limpieza y sirve para remover maquillaje o impurezas del rostro, en cambio el tónico facial se usa después de limpiarnos y ayuda a preparar la piel antes de aplicarnos la crema que utilices para tratar tu piel, ya sea grasa, mixta o seca.

Mito: El agua micelar se usa para remover el maquillaje de ojos

Falso. Esa no es su función principal, si quieres desmaquillarte debes utilizar una loción que es exclusiva para esa zona, ya que es un área muy delicada y debe ser tratada con mucho cuidado y con los productos correctos.


Mito: Existe solo un tipo de agua micelar

Falso. En el mercado podrás encontrar de varios tipos, dentro de ellos se destacan la solución micelar purificante Teen Derm, que es exclusivamente para la limpieza de pieles grasas y con acné. Por su parte, existe la solución micelar Aquaruboril, que es para la higiene de las pieles sensibles y rojas. Además, el agua micelar Sensiclean, que está indicada para la limpieza diaria de rostro y cuello de cualquier tipo de piel.

Mito: Hay que lavarse la cara una vez aplicado el agua micelar

Falso. Es un hecho que el agua micelar tonifica el rostro, y siempre aparece el mito que dice que hay que enjuagar la cara después de aplicarla, “esto es un error, no se debe hacer ya que el agua de la llave tiene mucho cloro y altera el pH de nuestra piel, lo que evitaría que se produjera el efecto de tonificación de nuestro rostro”, explica la cosmetóloga de Essential Store Eva Cariman.